Uruguay está en proceso de completar el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) por la desaparición durante la dictadura (1973-1985) de una mujer argentina, nuera del poeta Juan Gelman, dijo el jueves el canciller.

"Uruguay está cumpliendo los reclamos de la Corte Interamericana. Entre estos ya está en proceso el pago como indemnización de unos 500.000 dólares a Macarena y Juan Gelman", hija y suegro de María Claudia García, dijo el canciller Luis Almagro en rueda con corresponsales de agencias internacionales de noticias.

García fue secuestrada junto con su esposo Marcelo Gelman en agosto de 1976 en Buenos Aires. La joven, embarazada, fue trasladada clandestinamente a Montevideo donde dio a luz a Macarena. Su esposo fue asesinado en octubre de ese año en Buenos Aires. Los restos de García nunca aparecieron y Macarena, que fue dada en adopción, recién conoció su verdadera identidad en el año 2000.

Su caso llegó hasta la CorteIDH, que reclamó al gobierno uruguayo remover los obstáculos para investigar a los militares acusados de crímenes cometidos durante la dictadura que se habían beneficiado con una ley de amnistía de 1986.

El fallo de la CorteIDH fue el motivo que esgrimió el oficialista Frente Amplio para eliminar la semana pasada en el Congreso la ley de amnistía --que había sido respaldada en dos plebiscitos populares en 1989 y 2009--, allanando el camino para la apertura de nuevas causas judiciales contra militares.

Hasta el momento la búsqueda de los restos de García no ha dado resultados, pese a que están en marcha excavaciones. A fines del mes pasado fueron encontrados restos humanos enterrados en terrenos militares en la localidad de Toledo, en el vecino departamento de Canelones. Esos restos aún no han sido identificados.

Durante la rueda de prensa Almagro también adelantó que el presidente José Mujica visitará México el próximo 16 de noviembre y que luego viajará a Porto Alegre donde conversará sobre el comercio y la forma de incrementar el relacionamiento con el estado de Rio Grande do Sul con autoridades estatales brasileñas.

El canciller a su vez indicó que el gobierno quiere mantener "en reserva" los resultados del monitoreo que realiza un comité científico uruguayo y argentino sobre el medio ambiente del Río Uruguay, establecido tras el largo pleito que mantuvieron ambos países por la instalación de una fábrica de celulosa en la margen oriental de esa vía de agua compartida.