Un atacante suicida embistió su vehículo cargado con explosivos contra una empresa de construcción de la OTAN en el oeste de Afganistán, mientras otros insurgentes fuertemente armados atacaron el edificio, provocando un intenso tiroteo cerca de la sede regional de la coalición. dijeron las autoridades.

El ataque, que tuvo lugar cerca de la sede regional de la Organización del Tratado del Atlántico Norte en la provincia de Herat, pocos días después que presuntos talibanes lanzaron un ataque combinado con sendos objetivos contra la sede de un complejo de las Naciones Unidas y las oficinas de grupos de asistencia en el sur de Afganistán. Cinco personas murieron en ese ataque, entre ellos tres empleados del Alto Comisionado de Refugiados de la ONU.

Muhiudin Noori, vocero del gobernador de Herat, dijo que el ataque suicida ocurrió alrededor de las 10 de la mañana del jueves en la capital provincial del distrito de Gurza. Dijo que reportes iniciales indicaban que un guardia resultó herido.

Noori agregó que fuerzas de seguridad afganas estaban combatiendo contra otros dos insurgentes que se introdujeron al complejo de viviendas de la compañía de construcción privada tras el ataque con bomba.

El funcionario no identificó a la empresa, la cual está ubicada en un camino que lleva al principal aeropuerto de la provincia, una ruta que muchas veces es tomada por fuerzas afganas y de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN).