El juez boliviano Ricardo Maldonado reanudó hoy el juicio contra decenas de acusados de planear en 2009 un supuesto complot contra el presidente Evo Morales, entre ellos el húngaro Elöd Tóaso y el croata-boliviano Mario Tadic.

La audiencia se celebra en la ciudad de Cochabamba (centro) en presencia de 16 de los 39 acusados, de los que 13 están detenidos en forma preventiva y otros tres tienen detención domiciliaria.

El caso data de abril de 2009, cuando la Policía afirmó que había desarticulado una banda terrorista en una operación en la que murieron el húngaro-croata-boliviano Eduardo Rózsa, presunto jefe de la supuesta trama, junto con el rumano Magyarosi Arpak y el irlandés Dwayer Michael Martin, mientras que Tóaso y Tadic fueron detenidos.

El juez determinará en las próximas horas o días cuántos de los acusados deben pasar a una segunda fase del juicio, que se realizará en La Paz con jurados ciudadanos que dictarán la sentencia.

La oposición boliviana y algunos diplomáticos y medios locales han dicho que el Gobierno de Morales montó esa trama contra políticos y empresarios autonomistas de la región oriental de Santa Cruz, varios de los cuales se han exiliado en países vecinos.