Trece refugiados cuya difícil situación generó interés internacional cuando la actriz de Hollywood Angelina Jolie visitó su campamento en Bosnia se han mudado a un edificio de apartamentos financiado por Estados Unidos al que han apodado Villa Angelina.

Los 13 eran los últimos en su campamento, un viejo edificio escolar que albergaba gente desplazada por los enfrentamientos en Bosnia que terminaron hace 16 años.

Durante años, las autoridades en Rogatica intentaron hallar una solución permanente para ellos, pero no fue sino hasta que Jolie y su compañero Brad Pitt los visitaron el año pasado que Estados Unidos acordó donar unos 600.000 dólares para su vivienda.

Patrick Moon, el embajador de Estados Unidos en Bosnia, abrió las puertas del edificio de dos pisos el jueves.

Jolie es una embajadora de buena voluntad de la agencia para refugiados de la ONU. Los refugiados en Rogatica están convencidos de que su apoyo ayudó a su causa.