James Bond regresará a las pantallas el año próximo en una película llamada "Skyfall", protagonizada por Daniel Craig como el agente 007 y Javier Bardem como el principal villano, informaron los productores el jueves.

Dirigida por Sam Mendes, ganador del Oscar por "American Beauty" (Belleza americana), la película también contará con las actuaciones de los británicos Albert Finney, Ralph Fiennes y Ben Whishaw en papeles aún no revelados.

"Habrá muchas sorpresas", dijo Mendes a reporteros, al tiempo que confirmó que la filmación comenzaba el jueves en el distrito del gobierno de Londres, Whitehall, así como en los estudios Pinewood a las afueras de la capital inglesa y en distintas locaciones de Escocia, Estambul y Shanghai.

"Creo que tiene todos los elementos de una película clásica de Bond, incluyendo — para acallar cualquier rumor — mucha acción", dijo Mendes.

Algunos han cuestionado la selección de Mendes como director, pues es más conocido por su trabajo teatral y dramas emocionalmente intensos como "Revolutionary Road" (Sólo un sueño) y "The Road to Perdition" (Camino a la perdición).

La actriz inglesa Naomie Harris dará vida a una agente llamada Eve y Judi Dench repetirá su rol de la jefa espía M, mientras que la francesa Berenice Marlohe se unirá al reparto.

Marlohe dijo que interpreta "un personaje glamoroso y enigmático" llamado Severine.

El futuro de Bond quedó en duda cuando el estudio MGM pidió la quiebra en 2010. Pero su nueva gerencia y los productores de Bond, Michael G. Wilson y Barbara Broccoli, anunciaron meses atrás el regreso del espía.

El estreno está previsto para dentro de un año, cuatro años después de la aventura anterior de 007, "Quantum of Solace".