El presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, presidirá la próxima semana un debate sobre la protección de civiles en conflictos armados en el Consejo de Seguridad de la ONU, anunció hoy el embajador portugués ante el organismo internacional, José Felipe Moraes Cabral.

El máximo órgano internacional de seguridad, cuya presidencia temporal ostenta Portugal en noviembre, acogerá el próximo 9 de noviembre un debate abierto sobre la importancia de proteger a los civiles atrapados en guerras, que presidirá Cavaco y contará con la participación del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Ese debate, al que también acudirá la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Navi Pillay, es uno de los puntos más destacados del programa de trabajo que hoy presentó Portugal para su presidencia del Consejo durante un mes en que la cuestión palestina y la transición en Libia también serán temas señalados.

El embajador Moraes Cabral, que preside ya el Consejo de Seguridad desde el martes, explicó al presentar a la prensa su programa de trabajo que este mes el máximo órgano de decisión de la ONU debe avanzar en el proceso iniciado con la solicitud de ingreso al organismo presentada a finales de septiembre por las autoridades palestinas.

Cabral indicó que el comité de nuevas adhesiones se reunirá mañana jueves una vez más a puerta cerrada para analizar la petición y espera que elabore un informe que será presentado en principio el 11 de noviembre, aunque dijo desconocer todavía si este mes podría producirse una votación al respecto en el Consejo.

El diplomático luso indicó que el debate mensual sobre Oriente Medio se celebrará el 21 de noviembre, cuando también se analizará la situación en Yemen, mientras que la marcha de la transición en Libia, uno de los asuntos más importantes para el Consejo en estos momentos, según dijo, será objeto de consultas el día 28.

La delegación portuguesa ha preparado para noviembre también otros debates específicos, entre los que destaca el que se dedicará a la situación en Timor Oriental y el que se celebrará sobre los nuevos desafíos a la paz y la seguridad internacionales.

Esos debates se realizarán el 22 y el 23 de noviembre, respectivamente, estarán presididos por el ministro portugués de Exteriores, Paulo Portas, y se prevé que en ellos se acuerde algún tipo de declaración presidencial por parte de los miembros del Consejo de Seguridad.

Este mes los quince miembros del Consejo también analizarán distintos asuntos más, como la cuestión de la piratería en Somalia o la situación que atraviesan varios países, como Bosnia, Chipre, Irak o Sudán del Sur, entre otros asuntos.