Los esfuerzos de los palestinos por incorporarse a agencias de las Naciones Unidas más allá de su organismo cultural "no benefician a nadie" y podrían provocar cortes de financiación que afectarán a millones de personas, advirtió el jueves el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

En una entrevista con la Associated Press, el titular de la ONU reiteró que el organismo mundial apoya un estado palestino independiente, pero lamentó los esfuerzos de la Autoridad Palestina por unirse a organismos afiliados a la ONU antes de la misma ONU.

Ban también manifestó esperanzas de una mayor participación de mujeres y jóvenes en el futuro gobierno libio, y elogió un nuevo acuerdo de la Liga Arabe con Siria destinado a poner fin a la sangrienta represión de los manifestantes por parte del presidente Bashar Assad.

Los palestinos solicitaron al Consejo de Seguridad que les conceda afiliación plena en las Naciones Unidas y se fijó una votación tentativamente para el 11 de noviembre, aunque Estados Unidos, firme aliado de Israel, ha amenazado vetarlo.

Desde su solicitud en septiembre, los palestinos han buscado incorporarse a otras agencias de la ONU en las que Estados Unidos no tiene poder de veto en cuestiones de afiliación.

La ley estadounidense prohibe financiar organizaciones que conceden afiliación a territorios que no son estados reconocidos internacionalmente. Estados Unidos y Canadá ahora están retirando sus fondos de la UNESCO, despojándola de una cuarta parte de sus ingresos.

La Autoridad Palestina planea solicitar su afiliación en otras 16 agencias especializadas de la ONU, aunque Ban ha presionado reiteradamente a los palestinos a que aguarden la decisión del Consejo de Seguridad.

"Creo que no es beneficioso para Palestina ni para nadie", afirmó. "Cuando una organización no puede funcionar adecuadamente debido a la falta de recursos, hay que pensar en los millones y millones de personas que se ven afectadas".