La próxima Conferencia contra el Cambio Climático de Naciones Unidas (COP17), que arrancará en la ciudad sudafricana de Durban a finales de este mes, generará 15.000 toneladas de CO2, según apuntó el Gobierno municipal.

La factura ecológica de la cumbre, que reunirá a 20.000 delegados, según el Gobierno de Sudáfrica, y 50.000 activistas, según las organizaciones civiles, se calculó en base a los consumos previstos de electricidad, agua y gas y los desplazamientos hasta el centro de conferencias.

Asimismo, se tuvieron en cuenta el alojamiento de los asistentes y la contaminación generada en otros recintos y en el propio paseo marítimo de la localidad, explicó el Ayuntamiento de Durban, según publicó hoy el diario sudafricano Business Day.

Las emisiones de la Conferencia del Cambio Climático equivalen al volumen total de CO2 que el volcán islandés Eyjafiallajokul expulsó en su primer día de erupción.

Como medida para intentar paliar el efecto del CO2, Durban anunció que pondrá a la venta bonos de emisiones entre los miembros de las delegaciones que acudirán al COP17, y con el dinero que se obtenga se llevarán a cabo acciones que mitiguen el impacto ambiental de la cumbre, según el departamento de Gestión Ambiental del municipio.

Los bonos, que recibirán el nombre de "Créditos CEBA" (Comunidad Basada en la Adaptación al Ecosistema, según sus siglas en inglés), tendrán un precio de 10 dólares o 100 rands, que equivalen a 11 euros, que se destinarán a la reforestación del área de Umbilo, al oeste de Durban.

Se pretende así contribuir al desarrollo de las comunidades locales y retirar de la atmósfera el CO2 mediante la fotosíntesis de los árboles.

Se calcula que una hectárea forestal es capaz de absorber entre 3 y 15 toneladas de dióxido de carbono al año, según un estudio realizado en 2008 por la Asociación Forestal de la provincia española de León (Asfole).

Roberts aseguró que el proyecto de Umbil, que consistirá en la plantación de árboles autóctonos y la recuperación de las praderas y cursos fluviales, logrará retirar de la atmósfera 16.000 toneladas de CO2, mil más que las generadas por el evento.

Los países integrantes de la Convención contra el Cambio Climático de las Naciones Unidas se reúnen del 28 de noviembre al 9 de diciembre en Durban, en el este de Sudáfrica, con el reto de renovar el límite de emisiones del protocolo de Kyoto, que expira en 2012, y mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 grados centígrados.