La Fiscalía de Colombia abrió una "indagación preliminar" contra el vicepresidente Angelino Garzón por una supuesta reunión que mantuvo hace años con guerrilleros de las FARC, reveló hoy la titular de la entidad, Viviane Morales.

La fiscal general explicó en una entrevista con la radio bogotana RCN que el proceso fue abierto por uno de sus delegados ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ), a partir del testimonio de un desertor del grupo rebelde.

La supuesta reunión fue mencionada por Diego Hernández Trejos, exguerrillero del Frente 30 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en una versión libre ante fiscales de la Unidad Nacional de Justicia y Paz, jurisdicción transicional para rebeldes y paramilitares que han dejado las armas.

La fiscal Morales dijo que un fiscal delegado ante la CSJ recibió copias de la versión recogida por el instructor del caso.

Según el desertor, Garzón se reunió con mandos de las FARC en 2002, en la zona rural de Dagua, población del departamento suroccidental del Valle del Cauca, del que el ahora vicepresidente fue gobernador de 2003 a 2007.

La funcionaria observó que, aunque el desmovilizado dijo que en esa época Garzón ejercía como gobernador, en realidad era ministro de Trabajo.

"Aquí lo normal es iniciar una indagación preliminar", dijo la funcionaria, y apuntó que el exrebelde ha sido convocado en dos ocasiones para diligencias sobre el caso, citas que ha desoído.

Hernández ha sido "citado para una nueva versión", agregó la fiscal, y señaló que si se niega a hacerlo la entidad judicial decidirá qué pasos seguirá en esta "indagación preliminar".

La fiscal Morales observó que el caso de Garzón es uno de los más de 9.000 que se han derivado de versiones ofrecidas por exparamilitares y exguerrilleros que comparezcan ante la justicia transicional.

Garzón, antiguo sindicalista y periodista graduado, hizo parte de la fórmula que llevó al poder al presidente Juan Manuel Santos, en funciones desde agosto de 2010.