La embajada de Honduras en Estados Unidos anunció el jueves que Estados Unidos extendió hasta el 5 de julio del 2013 un estatus migratorio especial que desde 1999 ha permitido a 66.000 hondureños trabajar legalmente en Estados Unidos, y cuya vigencia concluía en enero del 2012.

El departamento de seguridad nacional (DHS por sus siglas en inglés) decidió que las condiciones existentes para conceder el estatus conocido por sus siglas en inglés TPS en 1999 persisten e impiden a la nación centroamericana a acoger adecuadamente el regreso de sus nacionales, informó la embajada en un comunicado.

The Associated Press consultó con la oficina de prensa de DHS, donde informaron que posteriormente harán un pronunciamiento oficial.

Los hondureños interesados en gozar del beneficio deben gestionar la extensión automática de su respectivo documento de autorización de empleo, por medio del formulario I-766, para que muestren la nueva fecha de expiración.

Sin embargo, los documentos de autorización de empleo que muestran el 5 de enero del 2012 como fecha de vencimiento serán válidos durante seis meses más, mientras DHS emite los nuevos documentos, agregó la misión diplomática.

El entonces canciller hondureño Mario Canahuati alegó en julio, cuando solicitó formalmente la extensión, que Honduras no estaría en capacidad de absorber a los 66.000 beneficiarios del TPS debido a una tasa de desempleo y subempleo que supera el 40% relacionada principalmente a la crisis política que generó el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya en junio del 2009.

Nicaragua y El Salvador también se benefician del TPS.