El ministro de Finanzas griego, Evangelos Venizelos, se ha mostrado contrario a que la permanencia de Grecia en el euro se plantee en referéndum, poco después de que Nicolas Sarkozy y Angela Merkel pidieran que la consulta griega deje claro si el país va a seguir en la moneda única.

"El lugar de Grecia dentro del euro es un logro histórico que no puede depender de un referéndum", dijo esta madrugada Venizelos, según informa el periódico "Ta Nea".

Las declaraciones del ministro de Finanzas indican una división dentro del Gobierno de Atenas sobre la consulta, que fue tratada en una reunión ayer en Cannes entre el presidente francés y la canciller alemana con el primer ministro griego, Yorgos Papandreu.

En la comparecencia posterior ante la prensa, Angela Merkel dijo que la pregunta debía dejar claro "si Grecia quiere o no quiere seguir en el euro".

Según Sarkozy, "la cuestión que se plantea es sobre el futuro europeo de Grecia: ¿quiere o no estar en el euro?. Queremos que así sea y haremos todo lo posible para que así sea, pero es el pueblo el que debe pronunciarse".

Papandréu, en sus declaraciones a la televisión helena, respondió indirectamente a la instancia franco-alemana al declarar a sus compatriotas que la disyuntiva que se les planteará: ¿Queremos permanecer en la zona del euro o no?, ese es el reto".

El primer ministro griego afirmó que había ofrecido "rapidez" a sus colegas europeos y anticipó el próximo 4 de diciembre como posible fecha para la celebración de la consulta.

Recién llegado de Cannes, donde también participó en las reuniones con los líderes europeos del G 20 y con Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Venizelos apostó por activar cuanto antes el programa de rescate a Grecia aprobado por la Eurozona y sobre el que Papandréu ha propuesto consultar al pueblo.

"El próximo paso es activar antes del fin del año un programa de apoyo que dará a Grecia los 130.000 millones de euros, que lleva a reducir la deuda pública en 100.000 millones de euros. Completar ese proceso es un programa nacional", dijo el ministro.

Otros miembros del Gobierno, como el ministro de Desarrollo, Mijalis Jrisojoídis, y la vice ministra de Enseñanza, Fofi Yenimata, así como varios diputados del gubernamental Pasok se han mostrado contrarios a la consulta.

Papandréu se dirigirá hoy al Parlamento para pedir su apoyo en una moción de confianza sobre su gestión y que será sometida a votación mañana.