El expresidente dominicano Hipólito Mejía y candidato en los comicios presidenciales de 2012 afirmó hoy que se mantendrá como un socialdemócrata si triunfa en las elecciones, propiciará un mayor intercambio comercial y atraerá más inversión extranjera a su país.

"Yo no soy de extrema izquierda, ni de extrema derecha. Soy socialdemócrata, siempre lo he sido, y me apego a la Constitución y a las leyes del país", dijo el político en una entrevista con Efe en Miami, donde inició una gira por Estados Unidos.

El candidato del opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD) se reunió con organizaciones civiles, grupos comunitarios, empresarios y dirigentes políticos de su país radicados en Miami.

"Siempre me he mantenido socialdemócrata. Nosotros somos protodo, no somos antinada", enfatizó el agrónomo de 70 años, muy consciente de la importancia de la "apertura de la globalización".

Por ello, consideró de gran relevancia dar a conocer que su país es "un destino interesante" para los empresarios por su potencial para los negocios.

Este fue uno de los planteamientos que hizo durante las diversas reuniones que tuvo con la comunidad empresarial dominicana y de otros países que han manifestado interés en invertir en la nación caribeña.

"Es un permanente mensaje y diálogo que sostengo hace muchos años. Cuando vengo aquí quisiera que las personas puedan establecer sus relaciones comerciales y desarrollar empresas allá, para que muchos de nuestros familiares puedan seguir trabajando en mi país", expresó Mejía.

El exgobernante (2000-2004) planea reiterar ese mensaje mañana en una gala de recaudación de fondos donde expondrá su plan de Gobierno, que incluye mantener la estabilidad macroeconómica y una reforma tributaria integral.

A la comunidad dominicana en EEUU, que según el censo de 2010 asciende a 1,4 millones de personas -residentes principalmente en Nueva York, Nueva Jersey y Florida-, le insto a que "luche por sus familias, por las personas que dejaron" en su país.

La diáspora dominicana tiene un papel importante en la economía de la nación caribeña, con el envío de remesas que alcanzaron los 2.908 millones de dólares en 2010, según el Banco Interamericano de Desarrollo.

"Expreso mi agradecimiento a ellos y mi entendimiento. Nosotros confiamos en aprovechar a sus hijos, favorecer un retorno, financiar un retorno feliz y, ¿por qué no decirlo con toda franqueza?, también pedirles su voto, porque es importante para ganar la Presidencia de mi país", manifestó a Efe.

Encuestas publicadas recientemente reflejan un empate entre el expresidente y el aspirante oficialista Danilo Medina, mientras que otros sondeos de opinión dan una ligera ventaja a este último.

Sobre política exterior, dijo que respetará la soberanía de todas las naciones: "No tengo que meterme en los asuntos internos de ningún país".

Al ser preguntado cómo será su relación con Venezuela de ganar los comicios, comentó que los vínculos entre ambos países son "muy antiguos".

"Todos los presidentes de la época de la dictadura y de la democracia han sido sumamente consecuentes con mi país y Chávez no ha sido la excepción. Diría que ha ayudado más que los otros presidentes", sostuvo.

Recalcó que, "independiente de que me guste o no me guste, que me lleve bien o no, ha hecho un aporte significado a la República Dominicana y yo se lo reconozco, y lo animo que siga trabajando con el mismo tesón".

El presidente de la Fundación Nacional Dominicana-Americana, Radamés Peguero, dijo a Efe sobre la visita de Mejía que, al igual que otros políticos dominicanos, "son personas que no traen nada nuevo para la comunidad de acá, ni para la República Dominicana".

"Para ser honesto, no espero nada, porque lo que nos ofrecen es mucha retórica", manifestó.

Mejía viajará el sábado a Nueva York con su comitiva, liderada por Manuel Durán, coordinador internacional de la campaña del PRD.