El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó hoy un préstamo de 200 millones de dólares para hacer más eficiente y confiable el sector eléctrico de República Dominicana.

El programa tiene como objetivo reducir los costos de generación, la extensión de la cobertura del subsidio al consumo eléctrico para familias pobres y la mejora gerencial, operativa y financiera de las empresas de distribución eléctrica.

De esta manera, informó el organismo multilateral, se espera incrementar la confiabilidad en el suministro de energía y ofrecer unos tarifas más asequibles a la población de menores ingresos del país caribeño.

Las tres empresas regionales de distribución (EdeNorte, EdeSur y EdeEste) presentan avances en los últimos dos años al registrar un aumento de los clientes facturados del 53 % con respecto a 2010 y reducir los cortes de electricidad en un 42 %, según el comunicado del BID.

El crédito tiene un plazo de amortización de 20 años, un período de gracia de cinco años, y el organismo ejecutor es el Ministerio de Hacienda.

Esta operación complementa el apoyo previo del BID al sector energía de la República Dominicana que incluye el desarrollo del Plan de Modernización del Sector Eléctrico, las mejoras en la transmisión y el impulso a reformas técnicas y operativas del sector.