Un investigador de la oficina de las Grandes Ligas en la República Dominicana fue apresado el jueves y acusado de confabularse con un cazatalentos y un entrenador independiente para presuntamente falsificar la identidad de un prospecto, informó la policía nacional en un comunicado.

Según el parte policial, Kleiber Miguel Bruno González aceptó 25.000 dólares para "obviar la verdadera identidad del prospecto para que de esta manera pudiera obtener un bono de firma mayor".

No se informaron los nombres del scout, el entrenador independiente o el jugador involucrado en el supuesto fraude.

Se explicó que por el caso fueron investigados, en conjunto con la embajada de los Estados Unidos, la falsa madre del jugador, un 'buscón' (el término usado para describir en Dominicana a los buscadores de promesas) y un scout de uno de los equipos de Grandes Ligas. Para hacer más real la falsificación, el prospecto duró dos años viviendo en la casa de la falsa madre.

Este es el caso más reciente de falsificaciones de identidad de peloteros de la República Dominicana.

El cerrador de los Marlins de Florida Leo Núñez fue colocado en lista restringida en septiembre tras informarse que su nombre real era Juan Carlos Oviedo y que tenía un año más de lo que se pensaba.

Por el caso de Núñez se encuentra detenido y sometido a la justicia la persona acusada de la falsificación. Las autoridades han dicho que no procederán contra el lanzador.

En enero pasado fue apresado el escucha Víctor Báez, por cargos de fraude y falsificación de documentos de prospectos para las Grandes Ligas. Y Juan Ramón Peguero fue detenido en marzo por falsificación.