La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, superó el 54 por ciento de los votos al ser reelegida el pasado 23 de octubre, según surge del escrutinio hecho por la Justicia electoral y cuyos datos definitivos difundió hoy el ministro del Interior, Florencio Randazzo.

La peronista Fernández logró el 54,11 por ciento de los votos, precisó Randazzo, tras recordar que, de acuerdo con el escrutinio provisional, la presidenta había ganado los comicios con el 53,96 por ciento de los sufragios.

El segundo lugar fue para el socialista Hermes Binner, gobernador de la provincia de Santa Fe, con el 16,80 por ciento, y el tercero para el radical Ricardo Alfonsín, con el 11,14 por ciento.

Fernández, líder del peronista Frente para la Victoria, logró una histórica reelección que le permite acumular un inédito poder desde el retorno de la democracia (1983) con el control del Parlamento y Gobiernos aliados en la mayoría de las provincias.

La mandataria, la primera mujer americana que consigue una reelección presidencial, obtuvo el mayor porcentaje de un candidato a la jefatura de Estado desde la vuelta a la democracia y una de las mayores diferencias con el segundo en la historia política local.

Tras haber ganado en 23 de los 24 distritos electorales argentinos, se alzó además como la líder de la primera fuerza que logra tres mandatos consecutivos en la nación.