Tres alpinistas surcoreanos desaparecidos en el Himalaya desde hace más de dos semanas fueron despedidos hoy en un funeral en Seúl, informó la agencia de noticias local Yonhap.

El alpinista Park Young-seok y sus dos compañeros de equipo, Shin Dong-min y Kang Ki-seok, trataban de alcanzar la cumbre del macizo nepalí Annapurna en la cordillera del Himalaya, cuando el 18 de octubre perdieron contacto con su campamento base.

La Federación de Alpinismo de Corea, (KAF), llevó a cabo sin éxito durante más de una semana actividades de búsqueda, que suspendió el sábado pasado y no reanudará hasta 2012 ante el riesgo que supone ahora para la seguridad de los efectivos de rescate.

Unas 190 personas entre familiares y amigos dieron su último adiós a Park, Shin y Kang, en una ceremonia conjunta celebrada en el Hospital de la Universidad Nacional de Seúl.

Simpatizantes y otros allegados permanecieron a las puertas de la sala funeraria inclinando sus cabezas en señal de condolencia, según Yonhap.

El desaparecido escalador Park Young-seok, nacido en 1963, fue la primera persona en el mundo en completar el "true Adventurers Grand Slam", que incluye los catorce ochomiles -picos que superan los 8.000 metros sobre el nivel del mar-, los dos polos y las siete cumbres, que corresponden a las más altas de cada continente.

Park, que ya había coronado en 1996 el Annapurna, una de las cimas más arriesgadas en el mundo del alpinismo y décima cumbre más elevada de la tierra con 8.091 metros, se había propuesto esta vez repetir la hazaña a través de una nueva ruta en la cara sur.