El fabricante alemán de automóviles BMW anunció hoy que en los nueve primeros meses del año obtuvo un beneficio de 4.103 millones de euros, un 101,9 por ciento más que en el mismo período de 2010, por el repunte de sus ventas.

La compañía automotriz destacó en un comunicado que estas cifras se deben al notable comportamiento de su "serie 5", un "factor esencial de sus ventas en todo el mundo", y a la "gran popularidad que está disfrutando en su segmento el SUV BMW X5.

"Tras la fuerte actuación del primer semestre, el negocio siguió siendo próspero para el Grupo BMW en el tercer trimestre. Nuestras ventas se desarrollaron de forma positiva y en línea con nuestras expectativas, a pesar de algunos nubarrones en el horizonte económico", indicó la empresa.

BMW, presente en el índice selectivo DAX 30 de la bolsa de Fráncfort, indicó además en un comunicado que su beneficio bruto entre enero y septiembre aumentó un 94,6 por ciento, hasta los 6.160 millones de euros.

El beneficio neto de explotación (EBIT) del grupo BMW se situó en los tres primeros trimestres del ejercicio en los 6.474 millones de euros, lo que supone un incremento del 92,8 por ciento en términos interanuales.

Por su parte, las ventas del fabricante alemán -que incluyen las cifras de sus subsidiarias Rolls-Royce y Mini- crecieron un 16 por ciento, hasta las 1.232.584 unidades en los nueve primeros meses de este año con respecto al período de comparación.

En el último trimestre, el beneficio neto de BMW ascendió un 23,8 por ciento en términos interanuales, hasta los 1.082 millones de euros.

El EBITDA del fabricante alemán se situó en los 1.644 millones de euros, un 21 por ciento más que en el tercer trimestre de 2010; y el EBIT alcanzó los 524 millones de euros, un avance del 44 por ciento en términos interanuales.

Entre julio y septiembre, BMW vendió 399.218 unidades en todo el mundo, lo que supone un incremento del 9 por ciento en comparación con el tercer trimestre del pasado ejercicio.

El grupo automotriz ratificó por último que sus pronósticos para el conjunto del año, a pesar de que el mercado internacional de automóviles se está enfriando.

"El beneficio antes de impuestos del grupo va a mejorar de forma significativa en comparación con el año pasado, lo que refleja la fuerte demanda de nuestros vehículos y servicios en todo el mundo", apuntó BMW en su comunicado.