Las bolsas europeas revirtieron a terreno positivo el jueves pese a que los líderes regionales se esforzaban para impedir el desmantelamiento de un acuerdo de rescate financiero a fin de que Grecia supere su desastre financiero.

Las ganancias de los mercados europeos se registraron pese a otra sesión de pérdidas en Asia. El índice FTSE 100 de Gran Bretaña registró altibajos antes de ascender 0,3% a 5.498,33. El CAC-40 de Francia subía 0,8% a 3.134,64. El DAX de Alemania ganaba 0,6% a 6.002,53.

Wall Street parecía encaminarse a una jornada alcista con los contratos a término en el índice industrial Dow Jones en alza de 0,2% a 11.792. El S&P 500 agregaba 0,2% a 1.236,90. Los precios del crudo superaron los 92 dólares el barril, mientras que el dólar bajaba con respecto al euro y el yen.

En Asia, el índice Hang Seng de Hong Kong perdió 2,5% a 19.242,50 puntos. El surcoreano Kospi bajó 1,5% a 1.869,96 y el australiano S&P/ASX 200 retrocedió 0,3% a 4.171,80 unidades. Las plazas en Singapur, Taiwán, Malasia e Indonesia también bajaron.

El mercado japonés permaneció cerrado por un feriado nacional. En tanto, las acciones en China iban subiendo.

En China, el índice compuesto de Shanghai ganó 0,2% a 2.508,09. El índice compuesto Shenzhen subió 0,4% a 1.064,62.

El primer ministro de Grecia anunció sorpresivamente el lunes que llamaría a un referéndum nacional para votar sobre el plan de rescate europeo que implica dolorosos incrementos fiscales y drásticos recortes al sistema de bienestar a cambio de una extensa ayuda para mantener solvente a este país que está sumido en la deuda.

Entonces, los líderes europeos trazaron un límite para Grecia y dijeron que el referéndum sobre el difícilmente logrado acuerdo también decidirá si el país se quedará en la zona euro, integrada por 17 naciones, y prometió que Atenas no recibirá una nueva ayuda hasta saber el resultado.

El reconocimiento de que la votación podría hacer salir a Grecia de la eurozona es la primera admisión oficial de que tal salida es posible y sigue a casi dos años de promesas en sentido contrario. El referéndum probablemente se llevará a cabo el 4 de diciembre a menos que caiga antes el gobierno del primer ministro George Papandreou.

"Antes del referendo, los mercados permanecerán muy nerviosos y permanecerá elevado el riesgo de aversión. Por lo tanto, los activos de riesgo tendrán una mayor presión", dijo el banco Credit Agricole en una nota de análisis.

Si los griegos rechazan el plan de austeridad también podría causar un desastroso cese de pagos, provocando masivas pérdidas a los bancos que compraron deuda griega y la posibilidad de desatar una más extensa crisis financiera que podría hacer caer en recesión a Europa.

Papandreou expondrá su postura cuando se reúna con líderes del grupo de las 20 naciones en una cumbre el jueves y viernes en Francia.

El miércoles, el promedio industrial Dow Jones ganó 1,5% y cerró en 11.836,04 puntos. El Standard & Poor's 500 subió 1,6% a 1.237,90 y el índice compuesto Nasdaq avanzó 1,3% a 2.639,98 unidades.

El jueves, el petróleo de referencia para entrega en diciembre iba bajando 98 centavos a 91,53 dólares por barril, respecto de 92,51 en del cierre anterior.

En el tipo de cambio, el euro bajaba a 1,3690 euros por dólar respecto de 1,3765 del miércoles. El dólar retrocedía ligeramente a 78,04 yenes desde 78,06 yenes.