Un grupo de productores de arroz acordaron el jueves levantar una protesta en la capital luego de bloquear dos días una importante vía de la capital y con el compromiso de que toda la cosecha nacional será adquirida por industriales.

La viceministra de Agricultura y Ganadería, Tania López, dijo a AP que el acuerdo se logró en horas de la madrugada durante una reunión entre representantes del gobierno, productores e industriales.

"Los industriales se comprometieron a comprar alrededor de un 10% de la cosecha nacional que no había sido colocada", dijo el director de la división de asuntos internacionales del ministerio de Agricultura, Edgar Mata.

Más de un centenar de productores de arroz bloquearon con camiones y cosechadoras desde el martes una céntrica ruta cerca de la Presidencia para exigir la compra de la totalidad de la producción nacional por parte de la industria.

Costa Rica consume anualmente alrededor de 240.000 toneladas de arroz, un 80% del cual es aportado por los productores nacionales.

De acuerdo con Mata, uno de los problemas centrales del arroz es que aunque la industria pueda absorber la producción nacional, la libre importación del cereal puede llegar a atentar contra los productores locales y la misma industria. El grano importado puede reportar mayores ganancias pues ahora se consigue a un precio menor que lo producido localmente.