Un avión de la empresa argentina Sol debió efectuar hoy un aterrizaje de emergencia minutos después de despegar del aeropuerto de la ciudad de Rosario, sin que se registraran víctimas, informó la aerolínea.

La aeronave, que tenía como destino el aeropuerto Jorge Newbery de Buenos Aires, destinado a vuelos domésticos y regionales, se vio obligada a regresar a Rosario tras la detención de uno de sus motores.

El vicepresidente de la compañía, Juan Nyffenegger, explicó que "un conducto de aceite pudo haber tenido un problema" y ello originó que se parara el motor.

"Es la primera que nos ocurre, pese a que se hacen controles permanentemente", destacó.

Uno de los pasajeros contó a periodistas que el aterrizaje fue "impecable" y aseguró haber visto "un mar de aceite en la pista" cuando descendió de la aeronave.

En mayo pasado, un avión de Sol cayó a tierra en la provincia patagónica de Río Negro, con un resultado de 22 muertos.