Sony reportó el miércoles pérdidas de 346 millones de dólares en el más reciente trimestre y redujo su pronóstico anual de utilidades, continuando en negativo por cuarto año consecutivo, perjudicado por un fuerte yen y escasas ventas de sus pantallas planas de televisión.

El conglomerado japonés de venta de electrodomésticos y productos de entretenimiento ahora tiene una proyección de 1.200 millones de dólares para su año fiscal que concluye en marzo del 2012 después de haber anunciado una ganancia de 769 millones de dólares.

Sony Corp. señaló al fuerte yen y a las escasas ventas, especialmente de los televisores de pantalla plana, como las principales causas del descenso en el trimestre de julio a septiembre. Asimismo su producción se vio afectada por las recientes inundaciones en Tailandia, que vinieron a sumarse a los problemas de suministro desde que se produjo un maremoto en la costa nororiental del Japón el 11 de marzo.

Las operaciones de televisores han perdido dinero en los últimos siete años seguidos en medio de bajas de precios, una saturación del mercado de televisores planos y una intensa competencia.

Asimismo la empresa tuvo un revés en su prestigio cuando una transgresión de seguridad dejó expuestos 100 millones de cuentas por internet en todo el mundo a principios de año.

Los analistas dijeron que el fabricantes de los televisores Bravia y los reproductores Walkman necesita restablecer su reputación con nuevos productos innovadores a fin de competir con su principal rival estadounidense Apple Inc. creador del iPod, iPad y el iPhone.