El obispo mexicano Ricardo Watty Urquidi, uno de los cinco prelados que investigaron la orden de Los Legionarios de Cristo en medio de escándalos de su fundador Marcial Maciel, falleció por un cáncer de páncreas, informaron el miércoles autoridades eclesiásticas. Tenía 73 años.

Watty murió la noche del martes en la ciudad de Tepic, en estado mexicano de Nayarit y de donde era obispo de la Diócesis desde 2008.

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) informó en un comunicado que los restos de Watty serán velados a lo largo del miércoles y el jueves será sepultado.

"Monseñor Watty luchó contra un fulminante cáncer de páncreas que se extendió rápidamente y provocó metástasis en hígado y peritoneo. Al obispo Ricardo le sobreviven 4 hermanos", señaló la Diócesis de Tepic en un comunicado.

El obispo nació en San Diego, California, el 16 de julio de 1938 y fue ordenado sacerdote el 8 de junio de 1968.

Watty fue integrante de una comisión de cinco obispos que realizaron una inspección de la orden de los Legionarios de Cristo, ordenada por el Papa Benedicto XVI en medio de escándalos y denuncias de que su fundador, el mexicano Marcial Maciel, abusó sexualmente de varios seminaristas y tuvo al menos tres hijos.

El informe de la comisión llevó en 2010 al Sumo Pontífice a nombrar un delegado y ordenar reformar a los Legionarios.

Además de Watty, la comisión pontificia estuvo integrada por los obispos Charles Joseph Chaput, de Denver, Estados Unidos; Giuseppe Versaldi, de Alessandria, Italia; Ricardo Ezzati Andrello, de Concepción, Chile, y Ricardo Blázquez Pérez, de Bilbao, España.

Maciel murió en 2008 apartado de la vida religiosa.