El alcalde de un municipio de Michoacán fue asesinado mientras hacía campaña para la hermana del presidente Felipe Calderón, quien es candidata a la gubernatura de ese estado del occidente de México.

Ricardo Guzmán, estaba entregando material de campaña el miércoles por la noche cuando le dispararon desde una camioneta, dijo Jonathan Arredondo, vocero de la Procuraduría de Justicia de Michoacán. Inicialmente, la Procuraduría había informado que un hombre le había apuntado a la cabeza y disparó.

El alcalde, de 45 años de edad, estaba haciendo campaña a favor de la candidata a la gubernatura de Michoacán Luisa María Calderón, quien pertenece al Partido Acción Nacional, al igual que su hermano, el presidente. Ella es contendiente en la elección estatal a realizarse el 13 de noviembre.

Las autoridades no saben si el ataque estuvo relacionado con drogas o si fue orquestado por rivales políticos.

Michoacán es el estado natal de Felipe Calderón y donde inició su ofensiva armada contra los cárteles de drogas. Varios alcaldes han sido asesinados en diversas partes del país en ataques de narcotraficantes y disputas políticas.

El grupo criminal los Caballeros Templarios se enfrenta al grupo La Familia, un cártel de las drogas pseudorreligioso que controlaba el tráfico de metanfetaminas en el estado.

Al menos cinco alcaldes han sido asesinados este año en México y más de media decena murieron en 2010. Algunos de los asesinatos han estado ligados a bandas criminales y otros a disputas locales.

En 2010, un candidato a gobernador fue asesinado en el estado fronterizo de Tamaulipas, en el más reciente asesinato político de alto perfil.

Dos candidatos presidenciales del PAN, el ex secretario de Hacienda Ernesto Cordero y la ex legisladora Josefina Vázquez Mota enviaron mensajes por Twitter condenando el ataque contra Guzmán y destacaron su trabajo como alcalde.