Uno de los movimientos más secretos del mundo la ha emprendido contra otro; esta vez bien al descubierto.

Los participantes de blogs y de Twitter que afirman pertenecer al movimiento de piratas informáticos "Anonymous" dicen que planean exponer públicamente a colaboradores del cruento grupo de las drogas llamado los Zetas, aun si algunos de ellos parecen haberse retractado del plan por miedo.

El debate se desarrolla en tableros electrónicos de mensajes, portales de internet y mensajes enviados en Twitter, muchos a la vista de cualquiera.

Pero lo que pueden hacer, mientras se acerca el ultimátum dado para el viernes, es incierto todavía, quizás incluso para la comunidad de internet que prácticamente carece de coordinación. Sus participantes ocultan por lo general sus identidades reales incluso entre ellos, en parte para protegerse de las autoridades que con frecuencia los consideran delincuentes.

Los ciberpiratas que dicen pertenecer a un movimiento mejor conocido por intervenir cibersitios de empresas y gobiernos ahora hablan de atacar a un cartel de las drogas que casi no se acerca a internet y ha matado, incluso decapitado, a blogueros ordinarios por subir información sobre ese grupo.

"El problema es, ¿hackear qué? No hay sitos de los narcos que yo sepa, no hay nada que sea hackeable, si la gente quisiera", dijo Raúl Trejo, un especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México en medios de comunicación y violencia.

En un video colocado en internet a principios de octubre, una persona con una máscara — como la mostrada en la película "V de Vendetta" — afirmó que los Zetas habían secuestrado a un miembro de Anonymous en el estado de Veracruz cuando distribuía volantes políticos. El video no mencionó el nombre de la víctima, y las autoridades judiciales dicen que no saben nada del presunto secuestro.

La persona en el video dijo que si la víctima no es liberada, Anonymous difundirá nombres, fotografías y domicilios de taxistas, policías, periodistas y de otros que supuestamente trabajan con el cartel de los Zetas. No dijo cómo el movimiento había conseguido esa información, pero insinuó que podían localizar y exponer públicamente a partir del viernes "sus carros, sus casas, sus antros y sus bares, prostíbulos".

"No será difícil, todos sabemos quiénes son y dónde se encuentran", dijo el hombre enmascarado.

Los miembros de Anonymous son por lo general un grupo de voluntarios, ni siquiera saben dónde están sus propios colegas y son más conocidos por sabotear sitios web corporativos y gubernamentales que por filtraciones al estilo de WikiLeaks.

Matt Harrigan, jefe ejecutivo de la firma de seguridad Critical Assets, con sede en San Diego, California, dijo que "suena absolutamente como su modus operandi", pero señaló que es un cambio con respecto a sus actividades del pasado.

Ante los más de 35.000 muertos por cuenta de la violencia del narcotráfico en México desde 2006, "tal vez estamos viendo que Anonymous está haciendo un cambio radical hacia acciones más positivas, en lugar de centrarse en la parte de la avaricia corporativa, o únicamente 'hactivismo' contra las empresas", dijo Harrigan.

"Lo que el video anuncia no son hackeos. Sino hechos mucho más violentos", señaló Trejo.

Algunas personas en Twitter que utilizan la etiqueta ‥OpCartel de la operación dijeron que la idea era demasiado arriesgada para llevarla a cabo.

"Lo pensaron y vieron que era demasiado peligrosa", dijo un mensaje en Twitter con el nombre de GeneralSec, que fue seguido por otros parecidos.

El temor no es infundado. En septiembre fue encontrado en la ciudad norteña de Nuevo Laredo el cuerpo decapitado de una mujer con un mensaje donde decía que fue muerta por sus mensajes en un cibersitio social. El mensaje está firmado con una "Z'', como suelen identificarse los Zetas. A principios de mes, un hombre y una mujer aparecieron colgados de un puente en Nuevo Laredo con un mensaje similar.

"¿Tenemos miedo? Claro. ¿Tememos por nuestras vidas? Evidentemente. No obstante, creemos que es tiempo de decir alto y basta a la terrible situación", según un comunicado de los supuestos organizadores colocado en el sitio Anonymous IberoAmérica. "Nosotros seguiremos adelante con la operación, ya que así nos lo han solicitado".

El sitio Anonymous IberoAmérica dice que formará una "fuerza de tarea especial" mediante invitaciones y sólo para hallar y difundir información sobre colaboradores del cartel.

El movimiento, si existiese, podría tener más éxito que los blogueros de Nuevo Laredo.

Quizás el detalle más elocuente es que el sitio Anonymous IberoAmérica solicita ahora pistas anónimas sobre colaboradores del cartel. Eso sugiere que, si las prometidas revelaciones se materializan, podrían ser nada más que rumores o chismes ordinarios enviados por soplones o enemigos de los mencionados.

No sería la primera vez que "hactivistas" la emprenden contra una organización violenta.

Luego de los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001 "varios ciberpiratas ... se dedicaron a buscar información sobre este sujeto (Osama bin Laden)... a encontrar transmisiones codificadas y a asistir al gobierno de Estados Unidos", dijo Harrigan.