Los nacionales mexicanos fueron el grupo más numeroso entre los 12,6 millones de residentes permanentes que habitaban en Estados Unidos el 1 de enero del 2010, según un reporte que el departamento de seguridad nacional (DHS por sus siglas en inglés) difundió el miércoles.

Después del 26% obtenido por México, los países de América Latina y el Caribe que aportaron más connacionales a la población de residentes permanentes en Estados Unidos fueron República Dominicana (3,5, Cuba (2,9%), El Salvador (2,5%), Haití y Colombia (1,9%), Jamaica (1,8%), Guatemala (1,4%) y Perú (1,1%).

Los totales incluidos en el documento, que ubica al 26% de los residentes permanentes ubicados en California, el 12,4% en Nueva York y el 9% en Texas y Florida, excluyen a los inmigrantes que se naturalizaron estadounidenses.