Una jueza condenó a Lindsay Lohan a 30 días de cárcel por violar los requisitos de su libertad condicional y prohibió que salga del país e incluso de California, si no cuenta con autorización.

La actriz de 25 años tiene como límite el 9 de noviembre para presentarse en prisión, la jueza Stephanie Sautner dictó que no puede cumplir la sentencia en arresto domiciliario como lo hizo este año.

La sentencia también requiere que Lohan realice actividades de servicio comunitario en la morgue del condado, asista a sesiones de psicoterapia y se presente cada mes en la corte entre diciembre y marzo.

La jueza también dijo que Lohan no puede salir del país y necesita permiso de un funcionario de libertad condicional para viajar fuera de California.

En los meses recientes Lohan ha tenido mucha actividad social, se presentó en la Semana de la Moda de Nueva York y viajó a otros países para modelar.

Si Lohan no cumple con los términos impuestos por la jueza será enviada de nuevo a prisión para cumplir otros 270 días tras las rejas, dijo Sautner quien señaló que su forma de tratar a la actriz era como "poner las llaves de la prisión en las manos de los acusados".

En realidad la sentencia inicial a 30 días de prisión de la actriz se acortará bastante por el hacinamiento carcelario y lo más probable es que Lohan esté sólo seis días tras las rejas. La duración real de la sentencia será establecida por el Departamento del Alguacil encargado de las prisiones del condado.

La actriz fue sentenciada por haber sido despedida de un refugio para mujeres en el cual debía realizar su servicio comunitario.

Lohan reconoció su falta.

Sautner le impuso una condena complicada, ya que deberá cumplir la totalidad de su servicio comunitario en la morgue del condado.

Será la quinta condena de Lohan a prisión desde que la arrestaron dos veces por manejar estando borracha en 2007. La actriz cumplió 35 días de arresto domiciliario por una sentencia de cuatro meses.

Sautner revocó la libertad condicional de Lohan en una audiencia hace casi dos semanas.

La jueza le había pedido a los fiscales que calcularan cuán larga sería la condena que tendría que cumplir Lohan si dictaba formalmente que violó su libertad condicional por casos menores de manejo en estado de ebriedad y robo.

Sautner, la quinta jueza que Lohan ha enfrentado desde su primer arresto en el 2007, ha expresado su exasperación con la actriz y con el sistema carcelario de California aquejado por la falta de fondos.

El vocero de Lohan, Steve Honig, rechazó hacer comentarios previo a la audiencia.

La estrella de "Mean Girls" se ha reportado con regularidad a la morgue de Los Angeles, como Sautner ordenó en su última comparecencia. La jueza había sentenciado a Lohan a 120 horas de trabajo de limpieza en la oficina del forense en abril.

Lohan fue expulsada del programa del albergue para mujeres tras faltar nueve veces al centro. Le dijo al oficial asignado a vigilarla que la asignación no la satisfacía, según una declaración de la actriz.

Su servicio en la morgue ha transcurrido sin drama: fue enviada a casa el primer día por llegar con 40 minutos de retraso pero ha llegado temprano varias veces desde entonces. El subjefe forense Ed Winter se negó a hablar sobre los progresos de Lohan el martes.

La otrora estrella de Disney ha sido enviada a prisión, rehabilitación, asesoría y servicio comunitario en numerosas ocasiones desde que fue arrestada dos veces por manejar ebria. Su libertad condicional en ese caso casi termina, pero sigue bajo el régimen de libertad supervisada luego que no refutó en mayo un cargo menor de robo por haber tomado sin permiso un collar de 2.500 dólares de una tienda en enero.

Una vez una actriz prometedora, Lohan ha visto opacada su vida profesional debido a sus problemas personales en los últimos años.

___

McCartney está en Twitter como @mccartneyAP