La estrella de la televisión estadounidense Kim Kardashian llegó hoy a Sídney poco después de pedirle el divorcio al jugador de baloncesto Kris Humphries, con quien estuvo casada 72 días, informaron los medios locales.

Kim Kardashian, una de las estrellas del programa de E! "Keeping up with the Kardashians", fue asediada por la prensa y varios admiradores que la esperaban en el aeropuerto, según el Canal 9 de la televisión australiana.

La que es también uno de los rostros más populares de las revistas del corazón estadounidense vestía a la hora de llegar una chaqueta negra, gafas oscuras y zapatos de tacón.

Pero ya no llevaba el anillo de compromiso de diamantes ni la alianza que le dio Kris Humphries, jugador del New Jersey Nets en la liga NBA de Estados Unidos.

Kim Kardashian y su hermana Khloe se encuentran en Australia para presentar una colección de bolsos en Sídney y el viernes tienen previsto viajar a Melbourne.

La multimillonaria modelo se casó en agosto pasado con Kris Humphries en Montecito (California), tras seis meses de noviazgo.