El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, recibió hoy a una misión de parlamentarios europeos que el lunes iniciaron una visita a Tegucigalpa para tratar sobre las relaciones entre la Unión Europea y el país centroamericano.

La delegación de parlamentarios la encabeza la presidenta de la Delegación para las Relaciones con América Central, Emine Bozkurt (Países Bajos).

También la integran Raül Romeva i Rueda y Pablo Zalba Bidegain (España), Edvard Kozusnik (República Checa) y Philippe de Backer (Bélgica).

Los políticos europeos y el gobernante hondureño dialogaron sobre asuntos de seguridad y combate a la impunidad, entre otros temas, según dijo Bozkurt a los periodistas.

Agregó que en la reunión quedó patente, que por su trayectoria personal y por sus convicciones, Lobo quiere "enfrentar los problemas como la inseguridad y la impunidad en Honduras".

En la reunión también participó la designada presidencial (vicepresidenta), María Antonieta Guillén, y otros funcionarios del Gobierno, entre ellos el ministro del Instituto Nacional Agrario, César Ham, la ministra de Derechos Humanos, Ana Pineda y el titular de la Comisión Permanente de Contingencias, Lisandro Rosales.

Bozkurt subrayó que el diálogo fue fructífero y señaló que la visita de la delegación que encabeza se produce cuando el Parlamento Europeo está debatiendo el Acuerdo de Libre Asociación con Centroamérica.

Añadió que también se abordó en la reunión el tema de los derechos humanos y otros problemas que vive el país como la violencia, la inseguridad, la impunidad y los daños causados en Honduras por las torrenciales lluvias en octubre pasado.

La delegación europea concluirá su visita a Honduras el próximo viernes.