La Policía Nacional anunció el miércoles la captura de un guerrillero de las FARC que habría participado hace cinco meses en el secuestro de cuatro ciudadanos chinos empleados de la empresa petrolera Emerald Energy.

La detención de Francisco Molano Martínez, alias "Lechonero", se produjo la víspera en las afueras del municipio de San Vicente del Caguán, departamento de Caquetá, a 280 kilómetros al sur de Bogotá, dijo en entrevista telefónica el coronel Carlos Vargas, comandante de la Policía en Caquetá.

Los cuatro extranjeros están en cautiverio desde la tarde del 8 de junio de 2011.

"Según las investigaciones, alias 'Lechonero' fue el encargado de realizar las labores de espionaje encaminadas a secuestrar a los cuatro contratistas de nacionalidad china, plagiados... por órdenes de Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, alias 'El Paisa', precisamente en zona rural de San Vicente del Caguán", agregó el jefe policial.

Añadió que Molano "utilizaba como fachada un local de venta de lechona en el casco urbano de la localidad para acceder a información clave sobre las empresas petroleras que trabajan en la zona y los movimientos de la fuerza pública".

Alias "Lechonero", precisó el coronel, tiene 38 años y hace ocho ingresó a las filas de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Siguiendo instrucciones de María del Carmen Moreno Páez, alias 'La Boruga', una de las responsables del secuestro de los contratistas de Emerald Energy, 'El Lechonero' recaudaba los dineros producto de múltiples extorsiones a comerciantes y ganaderos de los municipios de San Vicente del Caguán, Puerto Rico y El Doncello", todos en Caquetá, explicó Vargas.

Aunque no precisó la cifra, Vargas dijo que se pagará recompensa por la captura de "Lechonero".

"A los cuatro ciudadanos chinos los seguimos buscando como aguja en un pajar. No ha habido nada nuevo.... pero seguimos trabajando para liberarlos", señaló vía telefónica el coronel del Ejército William Díaz, jefe operativo de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega.

Emerald opera desde hace cuatro años un campo en el que actualmente explota 12 pozos que producen unos 600 barriles de petróleo diarios. El campo está ubicado en la localidad de Los Pozos, un tradicional fortín de las FARC y que sirvió como escenario a frustrados diálogos de paz entre el gobierno del ex presidente Andrés Pastrana (1998-2002) y la guerrilla a inicios de esta década.

En su momento, Emerald dijo que "la razón de la retención (de los cuatro chinos) no ha sido identificada".