Christy Turlington Burns planea correr este domingo el Maratón de Nueva York con el fin de concientizar al público sobre la causa de su fundación: la salud materna.

Mientras se prepara para enfrentar las 26 millas (41,84 kilómetros), la modelo de madre salvadoreña dice haber hallado que trotar va bien con sus ocupados días de esposa y madre, modelo, empresaria, estudiante de una maestría, cineasta documentalista y filántropa. Dice que es una de las pocas cosas que puede hacer en cualquier lugar y a cualquier hora, y que al hacerlo piensa tanto en su respiración que hasta le parece relajante.

"Creo que ya es parte de mi rutina. Es parte de mi vida y no me puedo imaginar levantarme y no hacerlo".

Por supuesto, por muchos años el modelaje fue su principal trabajo, recorriendo las grandes pasarelas del mundo y decorando portadas de las más prestigiosas revistas. A los 42 años, sigue posando frente a la cámara con regularidad, así que ejercitarse es, esencialmente, parte de su trabajo, y Turlington Burns ha sido una entusiasta practicante de yoga por 25 años. También ha sido una corredora por temporadas, llevando sus zapatillas a Londres y París cuando viaja a una sesión de fotos, pero dice que no había apreciado por completo lo mucho que uno puede absorber de un lugar corriendo por sus aceras.

"Creo que puedo redescubrir todas las ciudades a pie", dijo en una entrevista telefónica reciente.

Turlington Burns se lanzó a correr de nuevo hace unos meses cuando el club New York Road Runners le ofreció a su organización caritativa, Every Mother Counts, 10 puestos en el maratón.

Así que, comenzando con tres millas y alcanzando 12 ó 13 seis semanas después, la esposa del actor y director Edward Burns y madre de una niña, Grace, y un varón, Finn, salió a correr. Se detuvo el tiempo suficiente como para responder algunas preguntas de The Associated Press.

AP: ¿Has adoptado una rutina de entrenamiento?

Turlington Burns: Prefiero la mañana — tengo menos energía al final del día. Es más fácil salir volando una vez que mis hijos pasan por la puerta... He experimentado con la ropa. Al principio usaba puras camisetas de algodón. Era todo lo que tenía. Pero ahora tengo camisas "wickable" (que respiran y resistentes a los olores y las manchas). Y siempre tengo frío, así que tuve que aprender a vestirme con capas, y sigo tratando de descubrir cuántas puedo ponerme. Y sé que tengo que comer antes de correr, así que desayuno una banana con mantequilla de almendras. Me llena lo suficiente, tiene proteína, es buen combustible.

AP: ¿Te has topado con paparazzi al salir corriendo en las mañanas?

Turlington Burns: Un par de fotógrafos... No suelo atraerlos, pero están en mi vecindario. Por lo general solo me miro los pies. Es más vergonzoso que otra cosa... Pero no estaré pensando en ellos, creo, al completar las 26,2 millas.

AP: ¿Cómo encaja el maratón con el mensaje de Every Mother Counts (Cada madre cuenta) sobre acceso a cuidado sanitario para mujeres embarazadas, nuevas madres y sus hijos?

Turlington Burns: En salud materna, la distancia hace una gran diferencia, y este es el perfecto modo de explicarlo. Cinco kilómetros es la distancia mínima que una mujer tiene que caminar para llegar a una clínica en muchos lugares, y en muchos otros podrían ser 35 kilómetros. Te sorprendería que pueda ser así en Estados Unidos, pero muchos hospitales han cerrado... A dondequiera que viajo, me fijo si hay una carretera asfaltada o no, si hay transporte de emergencia o no. A veces es una bicicleta con una camilla atrás.

AP: ¿Usas los medios sociales?

Turlington Burns: Los medios sociales y Twitter nos han ayudado mucho a diseminar nuestro mensaje. Sigo a todos los que puedo en el mundo de la salud materna, y puedo leer artículos que normalmente no vería. No soy tuitera por naturaleza pero me pidieron que empezara — o me convencieron — justo antes del estreno de mi película ("No Woman, No Cry", sobre mujeres con embarazos de alto riesgo en cuatro partes del mundo) el año pasado. Me tomó seis meses hacerlo y dije que sólo tuitearía sobre este asunto, pero ahora con esta carrera tuiteo sobre ello y también sobre yoga. Siempre orientado al bienestar y la salud. No escribo sobre mi café favorito.

AP: ¿Qué tan de cerca sigues la moda hoy en día?

Turlington Burns: Muy, muy poco, porque consume mucho tiempo. No he trabajado como modelo de tiempo completo desde el 95. Lo que hago toma 15 ó 20 días al año, y ahí es cuando me pongo al día con qué está haciendo todo el mundo. Después de tantos años, esto ha dejado de ser novedad para mí. Puedo apreciarlo, pero no codicio ninguna prenda de moda, para nada.