Los Cachorros de Chicago despidieron el miércoles a su manager Mike Quade, descartado tras la llegada de Theo Epstein como presidente del club.

Epstein, el nuevo presidente de operaciones de béisbol de los Cachorros, hizo el anuncio tras viajar a Florida para informarle a Quade.

Elogió a Quade, pero dijo que los Cachorros necesitan de alguien que pueda "comenzar de cero y ofrecer una nueva dirección".

Quade fue nombrado manager tras dirigir al equipo en forma interina en 37 partidos al final de la campaña de 2010 luego de la renuncia de Lou Piniella.

Chicago tuvo foja de 24-13 en esos 37 juegos con Quade, que se quedó con el puesto por encima de Ryne Sandberg, una leyenda del club.

Epstein dijo que la búsqueda de un nuevo manager comenzará de inmediato.

"Buscamos a alguien con el que podamos tener la fundación para un éxito sostenido", afirmó Epstein. "El próximo piloto deber tener liderazgo y saber comunicarse; debe poner énfasis en la preparación y en la responsabilidad; debe establecer niveles altos de desempeño y una actitud ganadora; deber ser alguien honesto y abierto a nuevas ideas; y debe tener experiencia previa como manager o coach en Grandes Ligas".

Epstein habló el miércoles con Sandberg y le informó que no entraba en los planes de los Cachorros. Sandberg, quien fue manager en el sistema de ligas menores de Chicago y se marchó de la organización luego que Quade fue elegido como reemplazo de Piniella, carece de experiencia como piloto o coach de Grandes Ligas.

La temporada anterior, dirigió la sucursal de Filadelfia en la Triple A. Algunos lo consideran candidato a piloto de San Luis.

Otro potencial aspirante al puesto de manager en Chicago podría ser Terry Francona, quien dirigió a Boston bajo las órdenes de Epstein y no volverá a los Medias Rojas, que tuvieron un derrumbe lamentable en septiembre y se quedaron fuera de los playoffs. Un nombre más que se menciona es el del manager asistente de los Rays de Tampa Bay, Dave Martínez, quien jugó alguna vez en los Cachorros.

Los Cachorros terminaron con foja de 71-91, quintos en la División Central de la Liga Nacional.

Quade fue blanco de toda clase de críticas

¿Por qué no le dio el boleto intencional a Albert Pujols en un juego de extra inning en San Luis? El astro de los Cardenales procedió a conectar un jonrón para la victoria. ¿Por qué dejó al abridor Randy Wells más de la cuenta ante los Medias Blancas? El resultado fue otra derrota.

¿Por qué no dio más espacio a prospectos en septiembre con el equipo fuera de carrera?

La temporada de Quade se complicó desde el inicio cuando dos integrantes de la rotación, Andrew Cashner y Wells, sufrieron lesiones a comienzos de abril.

Quade fue expulsado siete veces en su primera temporada y hasta protagonizó un entredicho con el pitcher abridor Ryan Dempster, uno de los líderes del club.

El gerente general Jim Hendry fue despedido durante la temporada. El infielder Ryan Theriot, quien luego fue transferido a San Luis, dijo que los Cachorros parecían ser un equipo de Triple A. El as Carlos Zambrano causó problemas todo el año, primero al hablar mal del cerrador y luego vaciar su casillero tras permitir cinco jonrones ante Atlanta.

Quade, de 54 años, dirigió en 2.300 juegos de las ligas menores con cuatro organizaciones diferentes antes de quedar como dirigente de los Cachorros.

"Quiero darle las gracias a Mike por sus nueve años de excelente servicio a los Cachorros", dijo Epstein.