Tanques equipados con ametralladoras dispararon el jueves en una ciudad en el corazón del levantamiento popular contra el gobierno en Siria, informaron activistas sirios.

La violencia ocurre un día después de que Damasco aceptó un plan de la Liga Arabe que pedía al gobierno sacar al ejército de las calles con la esperanza de aliviar la represión contra los manifestantes que ha matado a miles desde que comenzaron las protestas hace siete meses.

Rami Abdul-Rahman, director del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, informó que el distrito de Homs en Baba Amr estuvo bajo fuego intenso el jueves.

El activista citó versiones de testigos en Homs.