La actriz Scarlett Johansson explicó que las fotografías caseras en las que aparece desnuda y fueron filtradas en Internet tenían como único destinatario a su entonces marido, el actor Ryan Reynolds, según publicó hoy la revista Vanity Fair.

Johansson, considerada una de las intérpretes más atractivas de Hollywood, quedó expuesta en la red el pasado septiembre después de que unos piratas informáticos asaltaran sus cuentas de correo electrónico y accedieran a los contenidos de sus dispositivos móviles.

Las tres imágenes que salieron a la luz mostraron a la protagonista de "Lost in Traslation" enseñando la parte de atrás de su cuerpo en el reflejo de un espejo, un autorretrato de su busto desnudo y una instantánea de su trasero mientras está tumbada en la cama.

"Sé cuáles son mis mejores ángulos", reconoció Johansson en su entrevista con la revista estadounidense en la que se la ve posando, esta vez con ropa.

"Se las envié (las fotografías) a mi marido", indicó la actriz que cuando se retrató desnuda aún estaba casada con Ryan Reynolds, actor de filmes como "Buried" y "Green Lantern".

"No hay nada malo en eso. No es como si hiciera porno, aunque no hay nada de malo con eso tampoco", señaló Johansson.

Johansson, de 26 años, fue una de las famosas que fue víctima de una red de "hackers" cuyo objetivo era asaltar cuentas de correo electrónico y dispositivos móviles de personalidades del espectáculo en busca de material íntimo, entre ellas Vanessa Hudgens ("High School Musical").

Johansson y Reynolds, de 35 años, iniciaron los trámites de divorcio en diciembre de 2010 tras dos años de matrimonio.