Un par de calzones de seda que pertenecieron a la reina Victoria de Inglaterra fueron subastados por un precio tres veces superior al estimado para la prenda.

Los calzones recaudaron 9.375 libras esterlinas (14.950 dólares).

Una pintura de la reina con su sirviente escocés John Brown se vendió por 145.250 libras (230.000 dólares) en la casa de subastas de Edimburgo Lyon & Turnbull. La relación cercana entre la reina y el sirviente inspiró la película "Mrs. Brown."

Los artículos vendidos el martes fueron comprados por clientes anónimos y formaban parte de una colección de la Casa Old Battersea, la vivienda en Londres de la adinerada familia estadounidense Forbes.

Una cama con capitel en la que durmió Elizabeth Taylor cuando se quedó en la casa, durante su luna de miel con su séptimo esposo Larry Fortensky, se vendió por más de 9.000 libras (14.350 dólares).