Ganadores y perdedores de los comicios colombianos
La capital colombiana amaneció el lunes con nuevo alcalde: el izquierdista y ex rebelde Gustavo Petro.

A la vez, candidatos cuestionados por tener supuestos lazos con políticos condenados por paramilitarismo se alzaron con triunfos en los comicios regionales del domingo en que los colombianos eligieron a 32 nuevos gobernadores, alcaldes para 1.102 municipios y cientos de concejales, diputados provinciales y ediles para el período 2012-2015.

Ariel Avila, de la Corporación Nuevo Arco Iris, dedicada al análisis del conflicto armado y también con observación electoral, dijo telefónicamente a The Associated Press que aunque todavía no tenían un mapa completo de los resultados, debido al abultado número de funcionarios elegidos, al menos 18.000, ya se conocía que algunos ganadores estuvieron entre los cuestionados por su grupo.

En los resultados "unas fueron de cal y otras de arena", dijo Avila pero destacó "la presión que le hizo la MOE (no gubernamental Misión de Observación Electoral), le hicimos nosotros, los medios de comunicación, fue muy fuerte; ahí es donde uno ve que la presión sí sirve" al momento de criticar candidatos.

El analista político Armando Borrero destacó entre los ganadores a Petro, quien asumirá el cargo el 1 de enero de 2012, y al mandatario Juan Manuel Santos, que sigue contando con una amplia base de apoyo regional.

La lista de perdedores, agregó Borrero en diálogo telefónico, la encabezan el izquierdista Polo Democrático Alternativo y el ex presidente Alvaro Uribe (2002-2010). Entre al menos siete aspirantes que contaron con el apoyo abierto de Uribe, como Enrique Peñalosa que aspiraba a la alcaldía de Bogotá, cinco perdieron.

Petro, un abogado de 51 años, logró imponerse en Bogotá con su movimiento de simpatizantes de izquierda llamado Progresistas que fundó en marzo de este año luego de separarse del Polo, el partido que gobernó Bogotá en los dos últimos cuatrienios.

En la jornada y saliendo al paso de frases pronunciadas en su discurso de victoria la noche del domingo sobre hacer de Progresistas un movimiento nacional, lo que se entendió por medios de prensa como una paso hacia búsqueda de la Presidencia en 2014, Petro dijo que no será candidato presidencial en esos comicios.

"Las elecciones han terminado para mí", aseguró Petro en una entrevista con la radio RCN. "Gustavo Petro no va a participar en la campaña presidencial 2014", agregó.

Dijo que ni privatizará la empresa de telecomunicaciones de la ciudad, alternativa debatida en el último año, ni eliminará de inmediato restricciones al uso cada día de vehículos según el número de la placa. Pero sí indicó que quiere implantar un sistema de "incentivos y costos" para el uso de autos, quizá a través de tarifas o impuestos, al igual que con el consumo de agua, aunque no ofreció detalles sobre esos eventuales impuestos o cómo funcionarían.

Tras una jornada electoral de relativa calma, la Policía Nacional informó que la noche del domingo hubo 19 distintos desórdenes en diversas localidades y por parte de manifestantes de distintos candidatos perdedores rechazando resultados.

Entre los más graves estuvieron protestas el domingo a partir de las 5.30pm (2230GMT) en la localidad de La Palma, en el central departamento de Cundinamarca, donde manifestantes quemaron material electoral y parte de la sede de un colegio que servía de centro de votación inconformes por los resultados, dijo en la jornada en entrevista telefónica Alvaro Bernal, secretario de gobierno de Cundinamarca.

"La gente estaba enardecida y a las autoridades (de La Palma) les tocó esconderse... pero ya está el Ejército y la policía y está calmado", agregó Bernal. No hubo detenidos ni se reportaron heridos, dijo.

En la ciudad de Yopal, en el departamento de Casanare y a unos 210 kilómetros al noreste de Bogotá, protestaron de 9.00pm (0200GMT) hasta la medianoche frente a la sede local de la Registraduría Nacional, entidad encargada del escrutinio, alegando que hubo tarjetones premarcados, explicó en diálogo telefónico el coronel Nelson Rincón, comandante en Casanare. Informó que no hubo detenidos.

Dijo que reportes sobre dos muertos el domingo por la noche en Yopal, fue en un accidente de moto y no por algún incidente armado relacionado con los comicios.

Los escándalos de corrupción en la capital colombiana que fueron denunciados por Petro, le pasaron la cuenta de cobro al Polo, que tenía hasta el domingo el gobierno de Bogotá y una gobernación, no consiguió elegir a ningún alcalde o gobernador.

La derrota "es la consecuencia de una crisis muy profunda que se vivió con motivo de las alegaciones de corrupción en Bogotá en la administración de (el suspendido alcalde) Samuel Moreno. Entonces es perfectamente entendible porque lo que ha recibido el Polo Democrático es un voto castigo de su electorado", dijo en diálogo telefónico con AP Clara López, del Polo y alcaldesa encargada de Bogotá.

Ahora sin la capital --considerada la joya de la corona por ser el distrito electoral con mayor cantidad de habitantes y presupuesto-- y sin ninguna gobernación, el Polo debe someterse a una recomposición, agregó.

"Hay que buscar recomponer la izquierda colombiana porque no pueden estar el grueso de sus dirigentes de un lado y los votantes del otro", sostuvo la funcionaria. El candidato del Polo a la alcaldía capitalina, Aurelio Suárez, apenas consiguió 1,4% de los votos, de acuerdo con los datos oficiales.

Moreno fue suspendido de sus funciones en mayo y detenido en septiembre por presuntas irregularidades en la contratación de millonarias obras en la capital colombiana.

Aparte de Bogotá, el Polo tenía la gobernación de Nariño, que el domingo quedó en manos de un grupo de independientes llamado Unidad Regional por un Nariño Mejor.