El Departamento de Justicia rechazó investigar un centro privado de detención del condado de Queens donde, según denuncias de activistas, se aloja y se ha maltratado a inmigrantes que esperan ser deportados.

La investigación fue solicitada hace aproximadamente un mes por el Defensor del Pueblo de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, con el apoyo de varios concejales y organizaciones de defensa de los derechos de los inmigrantes.

El portavoz del Servicio de Alguaciles del Departamento de Justicia, Jeff Carter, dijo el martes a The Associated Press que su agencia realiza inspecciones de los centros de forma continua y que la última realizada en la cárcel de Queens fue satisfactoria.

Señaló que el centro de detención de Queens no aloja a inmigrantes en espera de ser deportados. "La instalación fue contratada para alojar a aproximadamente 200 reclusos acusados de un crimen bajo el Servicio de Alguaciles", agregó,

Los activistas denunciaron incidentes de brutalidad por parte de los guardas de centros privados de detención manejados por la empresa GEO Group y que mantienen un contrato con el gobierno.

De Blasio y grupos como Se Hace Camino Nueva York aseguran que algunos de sus miembros han denunciado maltrato y falta de cuidado médico a inmigrantes en los centros que GEO Group maneja, incluidos el de Queens y Philipsburg, en el estado de Pennsylvania.

Varios medios de comunicación, como el New York Times, han reportado en el pasado abusos similares en centros de detención de la empresa.

Carter dijo que la instalación de Queens cumple con las normas federales que garantizan un ambiente seguro, humano y acorde con los derechos constitucionales de los presos. "El Servicio de Alguaciles se toma acusaciones de abuso muy en serio".

El portavoz de GEO Group, Pablo Paez, dijo a la AP que su empresa no puede comentar sobre acusaciones que realizan "terceras partes", refiriéndose así a los activistas. Aún así, destacó también que el centro de detención de Queens no aloja a inmigrantes, sino a reclusos que esperan ser enjuiciados.

De Blasio respondió que aún no ha recibido ninguna respuesta oficial por parte del Departamento de Justicia a su solicitud de investigación. Destacó que grupos de defensa de derechos de los inmigrantes y funcionarios con los que habló en el centro de detención le han asegurado que la prisión de Queens ha alojado inmigrantes de forma intermitente desde el año 2005.

"A pesar de eso, el tema de importancia aquí son las prácticas y responsabilidad del sistema privado de detención. Es importante que el Departamento de Justicia diga claramente si GEO presenta problemas sistemáticos que ponen en peligro la vida y seguridad de miles de inmigrantes detenidos", indicó De Blasio.

Carter dijo que su agencia ha enviado su respuesta oficial a De Blasio por correo.

GEO Group tiene un contrato con la Oficina de Alguaciles y con la Oficina del Consignatario de Detención Federal para dirigir la operación del centro de detención de Queens, tal y como señala su portal de internet. GEO Group opera 7.000 camas del total de 32.000 que existen en los centros de detención de inmigrantes del país.

En el 2004, unos 175 detenidos del centro de detención de Queens se manifestaron en huelga de hambre como protesta a las supuestas amenazas de deportación de los encargados de la cárcel y el uso del aislamiento total como castigo.

María Paulina Carrión, una colombiana de 41 años, visita frecuentemente a su novio Oscar Diego Fernández, de 45, en el centro de detención que GEO Group dirige en Pennsylvania. Fernández, quien no está autorizado a residir en Estados Unidos, fue detenido por la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) hace más de dos años.

Carrión — miembro del grupo Se Hace Camino Nueva York — criticó las condiciones médicas del centro, asegurando que no se atiende a presos con problemas de salud.

"El cuidado médico es malísimo y preocupante", dijo la hispana a la AP. "Oscar necesita una calza para los dientes. Le duele mucho y no le han atendido aún".

El portal de internet de la Oficina Federal de Prisiones confirmó la presencia de Fernández en el Centro Correccional Moshannion Valley de Philipsburg en Pennsylvania.

________________

Claudia Torrens está en Twitter como @ClaudiaTorrens