El interrogatorio de testigos en el juicio por homicidio involuntario que se le sigue al médico personal de Michael Jackson concluyó el martes sin que el doctor Conrad Murray haya subido al estrado.

Los abogados defensores y la fiscalía dijeron que ya han llamado a todos sus testigos y el acusado decidió no declarar en su propia defensa.

El cardiólogo Conrad Murray se llevó las manos a la boca como en oración momentos antes que el juez del Tribunal Superior Michael Pastor le preguntara si tenía intención de subir al estrado.

El juez también le preguntó si entendía que la decisión era solo suya.

"¿Has tomado una decisión?", indagó Pastor.

Murray hizo una pausa, miró a todos sus abogados, pareció suspirar y dijo: "Mi decisión es que no declararé en este asunto".

El juez le preguntó al abogado principal, Ed Chernoff, si había conversado con Murray sobre sus derechos y Chernoff dijo que sí.

"La corte halla que el acusado ha renunciado adrede, libre y explícitamente a su derecho de testificar", dijo el juez. "Ciertamente respetaré esa decisión".

Murray había dejado abierta la posibilidad de declarar el lunes, cuando le dijo a Pastor que no había tomado una decisión.

El martes hizo su anuncio sin la presencia de los jurados.

La defensa hizo sus alegatos finales durante la mañana tras haber llamado a 16 testigos. Los fiscales entonces llamaron a su experto en propofol, el doctor Steven Shafer, como un testigo en contra. Walgren dijo que quería que Shafer abordara algunas interrogantes que surgieron con el testimonio previo.

Murray se ha declarado inocente de la muerte de Jackson, ocurrida el 25 de junio del 2009. Podría pasar hasta cuatro años en prisión y perder su licencia para ejercer la medicina.

Su decisión de no testificar se produjo tras horas de intenso interrogatorio de un fiscal al doctor Paul White, un experto en anestesia que ha dicho que cree que Jackson se inyectó a sí mismo la dosis fatal de propofol cuando Murray salió de su habitación.

Luego de hacer sólo ocho preguntas el lunes, el fiscal de distrito adjunto David Walgren hizo que White reconociese que Murray violó en repetidas ocasiones los estándares de cuidados médicos.

A lo largo del día, White también le dijo a los jurados que nunca hubiese hecho lo que Murray hizo: darle a Jackson propofol para ayudarlo a dormir.