Las autoridades chilenas decidieron hoy mantener la alerta roja en los alrededores del volcán Hudson, en el sur de Chile, pese a la escasa actividad del macizo andino.

Según la Intendencia de Aysén, en esta jornada se han observado fumarolas intermitentes de vapor de agua y muy poca cantidad de cenizas que sale del cráter, mientras la actividad sísmica ha sido casi nula.

En tanto, carreteras, puertos y pasos fronterizos de la región también funcionan con normalidad, según informó a los periodistas la intendenta (gobernadora) Pilar Cuevas.

La "alerta roja" afecta a los ayuntamientos de Aysén, Río Ibáñez y Chile Chico en la Región de Aysén, a unos 1.950 kilómetros al sur de Santiago.

El volcán Hudson está situado a unos 15 kilómetros del océano Pacífico y alcanza una altitud de 1.905 metros sobre el nivel del mar y posee un cráter principal de 500 metros.

Los habitantes de la zona -unos 140 fueron evacuados- han solicitado a las autoridades regionales que eliminen la alerta roja ya que ello les permitirá regresar a sus hogares y entregarle alimentos a sus animales.