La actividad de los contratos dentro de las Grandes Ligas se incrementó a partir del lunes con la continuidad del piloto Davey Johnson al frente de los Nacionales de Washington.

Mientras que peloteros como el dominicano Edwin Encarnación, el cerrador mexicano, Joakim Soria y el receptor venezolano Henry Blanco seguirán también con sus respectivos equipos de los Azulejos de Toronto, Reales de Kansas City y Cascabeles de Arizona, respectivamente.

Los Nacionales anunciaron que ejercieron la opción en el contrato del piloto que llegó al cargo en junio tras la súbita renuncia de Jim Riggleman.

Washington terminó con marca de 40-43 con Johnson y quedó terceros en la División Este de la Liga Nacional con marca perdedora de 80-81, pero fue la mejor campaña del equipo desde que se mudó de Montreal en 2005.

El gerente Mike Rizzo afirmó que lo mejor para los Nacionales era retener al veterano dirigente.

Los Nacionales son el quinto equipo que Johnson dirige en las mayores, campeón de la Serie Mundial como jugador y piloto.

Johnson fue seleccionado como el Manager del Año en 1997 con los Orioles de Baltimore y guió a los Mets de Nueva York al campeonato de la Serie Mundial de 1986.

Encarnación seguirá en la próxima temporada con los Azulejos, que se quedaron con su opción de 3,5 millones de dólares por el jugador de cuadro dominicano, mientras que declinaron la del relevista Jon Rauch.

El pelotero dominicano de 28 años disputó 134 partidos de la temporada anterior como tercera base, inicialista y bateador designado para conseguir .272 de promedio con 36 dobles, 17 jonrones y 55 carreras impulsadas.

Rauch, de 33, salió al montículo en 53 partidos y marca de 5-4 con 11 salvamentos y un promedio de 4,85 en efectividad.

Por su parte, Soria se aseguró su condición de cerrador estelar una temporada más con los Reales después que el equipo anunció que ejerció su opción del contrato por seis millones de dólares para el 2012.

Los Reales poseen también opciones para el 2013 por ocho millones y para el 2014 por 8,75 millones, con una alternativa de rescisión por 750.000 dólares en cada año.

Los directivos del equipo consideran a Soria como un lanzador clave en la construcción de un buen pitcheo dentro del equipo y su condición de cerrador estelar seguirá siendo indiscutible.

Soria, con dos apariciones en el Juego de Estrellas, tuvo algunos momentos difíciles en la campaña anterior, en la que tuvo registro de 5-5 con 28 salvados y un promedio de efectividad de 4,03, el peor en su carrera.

Pero mostró mejoría después del 1 de junio, cuando convirtió 21 de 23 intentos de salvamento con 2,48 en efectividad, nada que ver con la temporada brillante del 2010 que alcanzó los 43 rescates y dejó en 1,78 su promedio de carreras limpias permitidas.

Soria, a sus 27 años, se ha consolidado como uno de los más importantes taponeros de las mayores, con 160 salvamentos en 180 oportunidades en las últimas cinco temporadas con un promedio de efectividad de sólo 2,40 en su carrera.

Tampoco tuvieron dificultad los Cascabeles a la hora de quedarse con la opción de mutua de Blanco y el jugador de cuadro Willie Bloomquist, mientras que renunciaron a sus opciones sobre el zurdo Zach Duke y el segunda base Aaron Hill.

El derecho Jason Marquis y los jugadores de cuadro John McDonald, Xavier Nady y Lyle Overbay ingresaron el domingo al mercado de agentes libres.

La opción de Blanco era de 1,15 millones de dólares con una cláusula de salida de 250.000 dólares, mientras que la de Bloomquist estipulaba 1,1 millones de dólares con una suma por rescisión de 750.000 dólares.

Ambos jugadores pueden rechazar el martes su terminación de las opciones y renunciar a las cláusulas de rescisión, si quieren entrr en el mercado de los agentes libres.

La opción de Duke fue por 5,5 millones de dólares, con una rescisión por 750.000 dólares.

Los Rojos de Cincinnati no quisieron la opción de pagar 12 millones de dólares la próxima temporada al cerrador dominicano Francisco Cordero, pero si se quedaron con la del segunda base Brandon Phillips, nominado a los premios Guantes de Oro.

El equipo de la Liga Nacional tampoco contarán con el lanzador zurdo Matt Maloney, cuyos servicios fueron reclamados el lunes por los Mellizos de Minnesota.

Los Rojos pagarán 12 millones de dólares a Phillips para el 2012 y buscan llegar a un acuerdo para que firma un contrato por varias temporadas más.

El gerente general de los Rojos, Walt Jocketty, admitió que el equipo tuvo que decidir entre conservar a Phillips o a Cordero debido a restricciones en la nómina.

Los Rojos decidieron pagar un millón de dólares a Cordero por la rescisión, y el lanzador dominicano que vuelve a ser agente libre podría permanecer con el equipo si está dispuesto a aceptar un contrato reducido.

Cordero tuvo 37 salvamentos en 43 oportunidades, incluidos 20 de 21 después de la pausa por el Juego de Estrellas. El relevista de 36 años está en la duodécima posición de las Grandes Ligas con 327 salvamentos en su carrera.

Mientras que los Indios de Cleveland recibió al lanzador Derek Lowe, de 38 años, de los Bravos de Atlanta por el zurdo Chris Jones y pagarle sólo cinco millones de los 15 que tiene de contrato.

Lowe, con 15 temporadas en las mayores y 166 triunfos, cumplirá con el último año de contrato de los cuatro que firmó como agente libre en el 2009 y 60 millones de dólares, por lo que los Bravos se harán cargo de 10 millones de dólares de su salario.