Los albaceas que afirman haber sido injustamente retirados de la repartición de la herencia del astro soul James Brown instaron el martes a la Corte Suprema de Carolina del Sur a revocar el acuerdo sobre el patrimonio del cantante.

Los jueces interrogaron a un abogado de los ex albaceas Adele Pope y Robert Buchanan sobre su afirmación de que el entonces secretario de justicia de Carolina del Sur Henry McMaster no tenía la autoridad de impulsar un acuerdo que terminó con años de pleitos entre los herederos de Brown. Pope y Buchanan pidieron que el acuerdo sea reconocido por una corte menor.

La disputa comenzó poco después de que el astro soul muriera por una complicación cardiaca en Navidad de 2006, cuando tenía 73 años. La muerte del cantante desató años de escándalos, el primero de los cuales llegó cuando su viuda Tomi Rae Hynie fue expulsada de su propiedad de 24 hectáreas (60 acres) de extensión y fue fotografiada llorando y sacudiendo sus rejas de acero, suplicando para que la dejaran entrar.

McMaster, quien negoció el acuerdo en 2009, dijo que la disputa sobre la herencia habría continuado si él no hubiese intervenido. Los hijos adultos de Brown habían peleado por años después de la muerte de su padre antes de llegar a un acuerdo. Dijeron que apoyan la resolución y quieren que el pleito legal termine para que el patrimonio se pueda usar como planeaba originalmente su padre: como fondos para la educación de las personas sin recursos en Carolina del Sur y Georgia.

Pero Pope y Buchanan, quienes fueron destituidos como albaceas por un juez de distrito que aprobó el acuerdo, presentaron una demanda en contra de él en 2009.

El complejo pacto destinó cerca de la mitad de los bienes de Brown a un fondo de educación para niños necesitados, un cuarto de sus vienes a su viuda y a su pequeño hijo y el resto a sus hijos adultos, argumentando que los albaceas no eran parte de las negociaciones que llevaron al acuerdo y que fueron removidos de este por su oposición.

"El secretario de justicia no tiene ninguna autoridad para inmiscuirse en el proceso legal y apoyar la firma de cualquier acuerdo", dijo el abogado James Richardson, quien representa a Pope y a Buchanan.

Al momento del acuerdo el valor de los bienes de Brown no fue difundido y los abogados dijeron que sus cuentas casi no tenían dinero. En 2008 algunos de sus bienes fueron subastados recaudando 850.000 dólares, en parte para pagar su deuda, y lo que quedaba por repartir entre los herederos eran los ingresos futuros por su música y regalías, así como el uso de su valiosa imagen.

___

Meg Kinnard está en Twitter como @MegKinnardAP