El tenista Juan Carlos Ferrero rompió el gafe que parecía tener con el Torneo de Valencia, del que es uno de los propietarios, tras imponerse a un correoso Igor Kunytsin por 6-4 y 7-6(2) y superar la primera ronda del torneo, algo que sólo había conseguido una vez en sus últimas cinco participaciones.

El partido no era fácil para Ferrero ya que en frente tenía a otro de los veteranos del circuito, que a pesar de acceder al cuadro principal desde la fase previa, tan sólo se encuentra cinco puestos por debajo del valenciano en la clasificación ATP.

No encaró bien el inicio del partido Ferrero que cedió un 3-0 de salida que hizo planear el fantasma de sus malas actuaciones en las últimas ediciones del torneo. Sin embargo, el tenista valenciano fue centrando su juego y cometiendo menos errores lo que le permitió igualar el partido.

A la conclusión del séptimo juego, Ferrero solicitó la presencia del fisioterapeuta y de nuevo saltaron las alarmas, aunque el jugador local pudo continuar y superar tres bolas de rotura en el siguiente juego que le espolearon anímicamente, ya que a continuación consiguió un nuevo 'break' y cerró con su servicio la primera manga.

El segundo set fue más igualado, con ambos jugadores firmes con sus servicio y menos erráticos que en la primera manga. El ex numero uno mundial pudo sentenciar con 5-5 y un 0-40 a su favor, pero Kunytsin se rehizo y llevó el partido al 'tie break' donde Ferrero estuvo más certero y se apuntó un celebrado triunfo.

En octavos de final, el jugador de Onteniente se enfrentará al ganador del partido entre Feliciano López y el norteamericano Alex Bogomolov Jr.