David Ferrer, señaló tras su victoria ante Fernando Verdasco por 6-3 y 6-2 en la primera ronda del torneo de Valencia, que a pesar de lo que reflejó el marcador final, el triunfo no fue fácil, si bien reconoció que su oponente cometió más errores de los habituales.

"Estoy contento porque ganar en dos sets un partido que no era nada fácil ante Fernando es importante. Hoy él ha estado más fallón de lo normal y he tratado de hacer mi juego y fallar lo menos posible, porque si él juega bien te lo pone muy difícil. En el segundo set he estado más consistente y he aprovechado sus fallos", explicó.

El número 5 mundial, que defiende título en Valencia, añadió que una vez consiguió su primera rotura estuvo "más cómodo" con su tenis, y reconoció que "es bonito jugar con la pista llena y con la gente que te quiere en las gradas. Eso hace más especial el torneo y por eso tengo más motivación aquí que en cualquier otro".

Ferrer aseguró que aún es pronto para marcarse el objetivo de revalidar el título y apuntó que "hay que ir partido a partido" y destacó a su próximo rival en los octavos de final, el canadiense Vasek Pospisil. "Es un muy buen jugador y ayer hizo un gran encuentro ante Isner".

Por su parte, Verdasco comentó que se sintió "muy cansado" y destacó que contra David Ferrer "tienes que estar jugando todo el tiempo al cien por cien y hoy no he tenido buenas sensaciones en la pista".

El jugador madrileño apuntó a su rival del hoy "como favorito para ganar el torneo" aunque matizó que "hay jugadores muy buenos y va a tener que pelearlo mucho", indicó Verdasco quien afirmó que en su cabeza ahora sólo tiene la final de la Copa Davis que jugarán ante Argentina.