El presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, viajará mañana a Croacia, Serbia y Bosnia-Herzegovina para transmitir a esos países que "la puerta de Europa está abierta" para su adhesión a la UE.

Buzek empeziará su viaje en Croacia con una entrevsita con el presidente Ivo Josipovic, la primera ministra, Jadranka Kosor, el presidente del Parlamento, Luka Bebic, y la presidenta del Comité Nacional para la supervisión de las negociaciones de adhesión, Vesna Pusic.

Está previsto que Croacia y la UE firmen la adhesión en diciembre para que comiencen en los Estados miembros los procesos de ratificación del tratado.

Croacia se unirá oficialmente a la Unión en 1 de julio de 2013, siempre que esas aprobaciones en el resto de países hayan concluido.

Buzek viajará el día 3 a Belgrado, donde se reunirá con el presidente de Serbia, Boris Tadic, el primer ministro, Mirko Cvetkovic, y con la presidenta del Parlamento, Slavica Diukic-Deianovic, y se dirigirá a los diputados serbios en una sesión del Pleno de la Asamblea Nacional.

La Comisión Europea propuso el pasado 12 de octubre conceder a Serbia el estatus de país candidato a ingresar en la UE, aunque vinculó el próximo paso, la apertura de las negociaciones de adhesión, a una mejora de la relación de Serbia con Kosovo, su ex provincia que declaró unilateralmente la independencia.

La Comisión recomendará a los Estados miembros empeziar las negociaciones tan pronto como Serbia logre progresos en la "normalización de relaciones con Kosovo".

Serbia y Kosovo comenzaron este año un diálogo con la medicación de la UE, proceso que se ha interrumpido tras los choques violentos de este verano en la frontera entre los dos países.

El presidente de la Eurocámara irá un día después a Sarajevo, donde se entrevistará con los líderes del Parlamento y con la presidencia tripartita de Bosnia-Herzegovina -Zeljko Komsic, miembro croata, el serbobosnio, Nebojsa Radmanovic, y el musulmán Bakir Izetbegovic-.

El sábado, último día de su viaje oficial, acudirá a Potocari, donde se encuentra el memorial con tumbas de las víctimas de la matanza de Srebrenica.

Antes de su viaje, Buzek afirmó que 2011 ha sido un "buen año" para la ampliación de la UE en los Balcanes Occidentales y que se están concretando los ideales de 2003 de la cumbre de Salónica (Grecia), donde la Unión se comprometió a la integración comunitaria de las repúblicas balcánicas.

"Estamos transformando la vocación europea de los Balcanes Occidentales en una realidad", indicó, al tiempo que sostuvo que los países de la zona han avanzado con diferentes grados hacia ese objetivo, y les instó a acelerar sus pasos en 2012.

"Mi mensaje en esta visita es sencillo: la puerta de la adhesión a la UE está abierta, pero la voluntad de cruzarla tiene que ser demostrada con hechos", dijo Buzek.

Para ello son necesarias más reformas encaminadas a fortalecer el estado de derecho, la cooperación regional y la competitividad económica y además la corrupción debe ser erradicada en todos los niveles, añadió.