La mayor parte del mundo, liderado por los países nórdicos, mejora progresivamente en igualdad de género, aunque en esta materia todavía empeoran múltiples naciones de África y América Latina, según el Índice de Diferencias de Sexo del Foro Económico Mundial (FEM) presentado hoy en Nueva York.

"Ahora que llevamos 6 años haciendo este informe podemos decir que en el 85 % de los países estudiados se reduce la desigualdad de género, en unos relativamente más rápido que otros, y que en general la dirección es positiva", explicó a Efe la responsable del Programa de Mujeres del FEM, Saadia Zahidi.

Tras comparar las oportunidades económicas, el poder político, la educación y el acceso a la sanidad del que disfrutan hombres y mujeres en 135 países, la institución concluyó que una gran mayoría de ellos consiguió alcanzar mejoras con Islandia a la cabeza, que por segundo año consecutivo se coloca como líder mundial en igualdad de género.

Le siguen la pista otros tres países de la misma región, Noruega, Finlandia y Suecia, que también mantuvieron los puestos que ostentaron en 2010 con unos niveles de igualdad superiores al 80 %, lo que sin embargo significa que no existe un solo país que alcance el 100 %, la absoluta igualdad de género, según el FEM.

"Incluso el país número uno todavía tiene trabajo por hacer", detalló Zahidi, quien animó a la comunidad internacional a implementar "ideas nuevas y frescas para asegurar la diversidad y la paridad de género".

Según el ránking desvelado hoy por la entidad privada, Irlanda consiguió este año subir un puesto hasta colocarse en el número 5 de los países con mayor igualdad de género, desplazando a Nueva Zelanda hasta el número 6, seguidas por Dinamarca, que mantuvo el mismo puesto número 7 de 2010.

Sorprende en ese índice Filipinas, que ganó un puesto para ser el octavo país con más igualdad de género del mundo y mantenerse así como la nación asiática con mejor calificación en este ránking, principalmente gracias a los éxitos en áreas de salud y educación.

Los rápidos avances en temas de igualdad en Alemania consiguieron que ese país subiera este año dos escalones para situarse en el número 11 del listado, lo que hizo que España bajase un puesto hasta situarse en el 12, a pesar de que si se compara con su situación en 2010, el país ha conseguido mejorar en igualdad de género.

En Europa sorprende la situación de Italia (74), que se coloca a la cola de la región junto a Turquía (144), mientras que en Norteamérica tanto Estados Unidos (17) como Canadá (18) subieron este año dos puestos respecto a 2010.

Por lo que se refiere a América Latina, la región continúa siendo una de las que más dificultades tiene para reducir sus desigualdades de género, no tanto en temas de salud y educación sino como en términos económicos y políticos.

"En países como Brasil, Chile e incluso México se han conseguido enormes mejoras en igualdad de acceso a salud pública y educación, pero en general en toda la región todavía no se ha logrado que la mujer pueda combinar el trabajo y la familia", añadió Zahidi.

Una excepción en América Latina es Cuba, que consiguió este año hacerse con el número 20 de ese ránking de países "gracias al aumento de mujeres profesionales", tanto en puestos de nivel técnico (que alcanzan un 60 % del total) como en el Parlamento (que llegan al 43 %).

Brasil, aunque en el puesto 82, consiguió subir tres puestos gracias en parte a la elección de Dilma Rousseff como presidenta del país, la primera mujer en ocupar ese puesto en el país latinoamericano.

Sin embargo, en los puestos más bajos de este índice todavía se colocan múltiples naciones latinoamericanas como Bolivia (62), Venezuela (63), Paraguay (67), Perú (73), Colombia (80), República Dominicana (81), México (89), El Salvador (94), Belice (100) y Guatemala (112), este último por segundo año consecutivo el peor parado de toda la región.

Aunque existen excepciones en África como Lesotho (9) -único país subsahariano sin desigualdad en temas de educación y salud-, ese área geográfica comprende a múltiples países con enormes desigualdades de género, como Nigeria (120), Benin (128), Costa de Marfil (130), Mali (132) y Chad (134).

Los países del mundo árabe también se colocan a la cola de la lista con países como Arabia Saudí (131) o Yemen (135), este último donde las mujeres tienen la mitad de oportunidades que los hombres, explicó Zahidi.