Un Inter de urgencias, plagado de dudas y prisas, recibe este miércoles al Lille francés, éste debilitado por las bajas y en el grupo B de la Liga de Campeones, con la única consigna de ganar.

Privado de Florent Balmont y de Marko Basa por lesión, y puede que de Chejdou, el Lille llega a la cuarta jornada de la máxima competición europea muy debilitado, destaca hoy el periódico deportivo "L'Equipe".

Tras el último encuentro entre ambos equipos (0-1), desde el Lille se reconoció que habían dejado escapar "tres puntos preciados", y el entrenador, Rudi García, sostuvo que ahora que "ya no tienen nada que perder", se entregarán pese a todo al máximo en el partido de mañana.

"Si continuamos esforzándonos, todavía podemos esperar clasificarnos. Hemos intentado buscar soluciones durante el partido. Puede que nos haya faltado un poco de experiencia para encontrarlas. Hay que seguir tentando a la suerte", afirmó por su parte el delantero Joe Cole.

En cuanto al Inter, el entrenador Claudio Ranieri volverá a situar en la punta del ataque al argentino Diego Milito, de quien dijo el pasado 26 de octubre que "no se encontraba en grandísima forma", por su falta de gol esta temporada, de la que el equipo se está resintiendo.

Milito, de hecho, lleva cuatro partidos consecutivos sin marcar en Liga de Campeones, ya que su último gol lo marcó en los cuartos de final de la pasada edición del campeonato, contra el Schalke 04 alemán.

Ranieri lo situará en el campo al lado del argentino Matías Zárate, y sentará en el banquillo a Pazzini, por ahora fijo en sus alineaciones desde que el pasado 21 de septiembre tomase las riendas del banquillo interista tras la destitución de Giampiero Gasperini.

Como consecuencia de esta decisión, el exentrenador de Valencia y Atlético de Madrid prescindió del holandés Castaignos, ni siquiera convocado para el partido, después de la airada reacción de los aficionados, que contestaron su decisión de hacerle jugar en vez del argentino el pasado sábado contra el Juventus.

Ranieri confiará también en Sneijder, fijo desde la recuperación de su lesión en los abductores, y en el brasileño Thiago Motta, un talismán para el equipo, ya que el Inter no ha perdido en ninguno de los dos partidos en los que ha jugado.

En su afán por borrar la mala imagen que el club está ofreciendo en Liga, a un punto del descenso y a seis de plazas europeas, Ranieri probó en los entrenamientos preparatorios también al defensa argentino Javier Zanetti, dejando de lado al brasileño Jonathan, un jugador que, por ahora, no ha rendido al nivel esperado.

Asimismo, el entrenador contará con Samuel, que regresa a una convocatoria tras dos semanas en el dique seco por lesión.

En las filas del Lile, la decisión sobre quiénes jugarán finalmente contra los italianos se tomará esta tarde después del entrenamiento.

- Alineaciones probables:

Inter: Castellazzi; Zanetti; Lucio; Ranocchia; Chivu; Obi; Thiago Motta; Cambiasso; Sneijder; Milito; Zárate. jtz/CPS

Lille: Landreau-Debuchy, Rozehnal, Chedjou o Béria, Béria o Bonnart-Pedretti, Mavuba (C), Gueye - Cole, Sow, Hazard.

Árbitro: Wolfgang Stark (GER).

Estadio: Stadio Giuseppe Meazza, Milán (ITA).

Hora: 20.45 (19.45 GMT).