Credit Suisse Group anunció hoy el despido de otras 1.500 personas, tres meses después de rescindir 2.000 empleos dentro de su programa de reducción de costes.

La cifra representa el 3 % del total de la plantilla mundial del grupo bancario suizo, que persigue con estas medidas un ahorro de 800 millones de francos suizos (659 millones de euros).

Los despidos se efectuarán de manera progresiva hasta finales de 2013, indicó el banco en un comunicado.

Los recortes afectarán principalmente a las actividades de la banca de inversión en el extranjero, y a la banca minorista, presente principalmente en Suiza, aunque la entidad no quiso ofrecer más detalles sobre el alcance y distribución de los despidos.

CS Group informó hoy de un beneficio neto atribuible de 683 millones de francos suizos (562,6 millones de euros al cambio actual) en el tercer trimestre de 2011, lo que representa un retroceso del 11 % con respecto al segundo trimestre del año, pero una mejora del 12 % frente el mismo periodo de 2010.

El grupo indicó que entre julio y septiembre obtuvo unos ingresos antes de impuestos de 1.036 millones de francos y nuevos activos netos por valor de 7.400 millones de francos.

Entre enero y septiembre, los ingresos antes de impuestos ascendieron a 3.747 millones de francos, el beneficio neto atribuido a los accionistas a 2.590 millones de francos y los nuevos activos netos se incrementaron hasta los 40.500 millones de francos.

El banco destacó su "fuerte posición de capital" con un ratio Tier 1 del 17,7 % y señaló que los depósitos de los clientes siguen siendo la principal fuente de financiación del grupo, con un crecimiento de 15.000 millones, hasta los 278.000 millones.

Credit Suisse informó en la nota de su decisión de tomar medidas adicionales en una estrategia para reducir "significativamente" sus activos de riesgo vinculados a su banca de inversión.

Brady W. Dougan, consejero delegado del CS Group, manifestó que "en el tercer trimestre hemos experimentado un entorno difícil, con un alto grado de incertidumbre, y bajos niveles de actividad de los clientes en todos los sectores una volatilidad extrema".