Un par de chicos disfrazados de iPad y de iPod estaban entre varios que visitaron la casa del fallecido Steve Jobs para que les regalaran alguna golosina por el día de Halloween.

El periódico San Jose Mercury News (http://bit.ly/t54tRh) reportó que una neblina de hielo seco envolvía linternas de calabaza y se escuchaba el estruendo de relámpagos proveniente de altavoces ocultos afuera de la casa de Jobs en Palo Alto, que cada año da la bienvenida a chicos con motivo del Día de Brujas.

Unos 50 niños aguardaron afuera a que se abriera a las 6.30 de la tarde del lunes la puerta de la casa del cofundador y ex director ejecutivo de Apple, quien falleció el 5 de octubre.

Además de los chicos disfrazados de iPad y de iPod, otros iban vestidos del Hombre Araña, y algunas niñas traían trajes de princesas.

Tres mujeres atendían una mesa para repartir bolsitas de celofán llenas de dulces.

Algunas figuras macabras de Halloween estaban colocadas atrás de las señoras.