Decenas de médicos y enfermeras descendieron el martes de un barco hospital de la armada china para atender a jamaicanos pobres como parte de una misión humanitaria mundial cuyo fin es, según analistas, mostrar que las fuerzas armadas de China son una potencia responsable.

La embarcación Arca de Paz, con 178 metros de eslora (584 pies), pertenece al Ejército Popular de Liberación y transporta a más de 100 voluntarios médicos que ofrecen gratuitamente cirugías, tomografías, atención ocular y otros servicios.

El hospital flotante fue botado hace tres años y realiza su segundo viaje al exterior, informó la Embajada de China. Se trata de un recorrido de unos 100 días por el Caribe, donde Estados Unidos es la mayor fuente de inversiones y el principal socio militar.

El propósito del viaje, llamado "Misión armoniosa", es suavizar la imagen de las fuerzas armadas de China, con 2,3 millones de elementos, e impulsar sus vínculos con los institutos armados de otras naciones, según analistas.

"Intenta usar a las fuerzas militares de manera que sean tranquilizadoras y no amenazantes", consideró David M. Lampton, director del programa de estudios sobre China en la Universidad Johns Hopkins en la ciudad estadounidense de Baltimore, en el estado de Maryland. "Los chinos tienen la estrategia de, al mismo tiempo, aumentar su poder duro (militar) pero usándolo de una manera blanda para que sea tranquilizadora y por lo tanto no genere una coalición de enemigos en su contra".

El Arca de Paz ya visitó Cuba, y después de Jamaica viajará a Trinidad y Tobago.

El subcomandante chino Chen Yong Peng, jefe de un grupo en una clínica en la capital jamaicana de Kingston, dijo que la misión le permite al personal militar crear relaciones con autoridades regionales, y no tiene nada que ver con contrarrestar la influencia estadounidense.

"China tiene una larga historia de relaciones con Jamaica y otros lugares del Caribe", indicó.

___

David McFadden está en Twitter como http://twitter.com/dmcfadden