Los mercados bursátiles de Asia bajaron el martes mientras surgía nueva preocupación ante la viabilidad de gran parte del tan anunciado plan para contener la crisis de la deuda en Europa.

El crudo bajó a casi 92 dólares el barril. El dólar subió ligeramente con respecto al yen, un día después de dispararse un 5% después que Japón decidió comprar dólares y deshacerse de los fuertes yenes a fin de proteger a sus exportadores.

Las bolsas europeas bajan en sus sesiones matutinas. El índice FTSE 100 de Gran Bretaña caía 2,6% a 5.401,98 y el DAX de Alemania se precipitaba con 3,8% a 5.910,15. El CAC-40 de Francia perdía 3,3% a 3.139,55.

Wall Street se encaminaba a otra jornada de pérdidas con el índice industrial Dow Jones a término con baja del 1,1% y el S&P bajando 1,6%. En la sesión previa cayó a causa de las tribulaciones a causa del colapso de la firma bursátil MF Global. La empresa corredora solicitó protección del tribunal de bancarrota después que fue degradada por las agencias calificadoras debido a que tenía demasiadas acciones de la deuda europea.

El colapso de la compañía provocó confusión entre los inversionistas que ya estaban nerviosos porque Estados Unidos cuyo crecimiento económico sigue siendo demasiado lento desde el fin de la gran depresión y podría volver a una recesión.

En la sesión del lunes, el índice industrial Dow Jones bajó 2,3% para cerrar a 11.955,01. El índice S&P 500 perdió 2,5% a 1.253,30, y el índice compuesto Nasdaq cayó 1,9% a 2.684,41.

A los mercados bursátiles de Asia no les fue mejor. El índice Nikkei 225 del Japón bajó 1,7% a 8.835,53 pese a la intervención monetaria. La bolsa Hang Seng de Hong Kong perdió 2,5% a 19.369,96, y S&P/ASX 200 de Australia perdió 1,5% a 4.232,90

Los índices de Singapur, India e Indonesia también bajaron.

El Kospi de Corea del Sur ganó marginalmente a 1.909,63, y el índice compuesto de Shanghai aumentó 0,1% a 2.470,02. Las bolsas de Taiwán, Malasia y Tailandia también subieron.

Los líderes europeos llegaron el jueves a un acuerdo con el objeto de estimular a los bancos y evitar que la gran deuda de Grecia pudiera provocar el colapso del sistema financiero de Europa.

Pero aun queda mucho por solucionar. Una señal alarmante es el aumento del costo crediticio para Italia y España, una señal de que los inversionistas siguen preocupados por la capacidad de pago de sus deudas.

El crudo para entrega en diciembre bajó 82 centavos a 92,37 dólares el barril el lunes en transacciones electrónicas de la Bolsa Mercantil de Nueva York. El contrato bajó 13 centavos y cerró a 93,19 el lunes en Nueva York.

El euro bajó a 1,3804 dólares de 1,3924 el lunes por la noche. El dólar subía ligeramente a 78,07 yenes de 78,05 yen.