Siete guerrilleros de las FARC fallecieron hoy en combates con miembros de la fuerza pública desplegados en operativos para velar por la seguridad en las elecciones locales y regionales que se celebraron en Colombia.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, hizo este anuncio al presentar un reporte del orden público que calificó como "todo un éxito", y señaló que también tres rebeldes fueron detenidos así como que uno de ellos resultó herido.

El comandante del Ejército, general Sergio Mantilla, detalló que en una zona rural de Puerto Rico, municipio de Caquetá (sur), uniformados del batallón contraguerrilla número 12, de la Decimosegunda Brigada, "dieron de baja" a tres integrantes de la columna móvil Téofilo Forero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Tuvimos información según la cual estos bandidos querían afectar al cierre de las elecciones y las tropas los neutralizaron", indicó Mantilla.

Además, en operaciones contra el Frente 28 en Casanare (este), el Quinto en la región de Urabá (norte) y la columna móvil Jacobo Arenas en Cauca (suroeste), murieron otros cuatro guerrilleros de las FARC.

Para el ministro de Defensa, "estos resultados dejan clara la actitud ofensiva que mantienen las Fuerzas Armadas en todo el país".

Unos 330.000 policías y soldados se desplegaron por todo el país para velar por la seguridad en los puestos y mesas de votación, aunque según el titular de Interior, Germán Vargas Lleras, se registraron ocho incidentes violentos que buscaban sabotear la jornada electoral.

A pesar de ello, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, celebró la disminución de un 71 % de los actos violentos respecto de las elecciones regionales y locales de 2007, cuando se registraron 21.